El futuro de la agricultura requiere de grandes dosis de compromiso

72 cooperativas y empresas socias con miles de agricultores asociados

Fundación UAL-Anecoop, flor pitahaya.
Fundación UAL-Anecoop, flor pitahaya. La Voz

Si ha habido un tema que ha destacado por encima de todos en el último Congreso de Frutas y Hortalizas de AECOC, celebrado a mediados de septiembre en Valencia, ese ha sido, sin duda, la sostenibilidad. En este sentido, Anecoop, como cooperativa de segundo grado renueva un año más su compromiso con el medio rural, desde el convencimiento de que es el mejor punto de partida para favorecer una agricultura con futuro. Que es, en definitiva, “aquella que satisface las necesidades alimentarias actuales de la sociedad sin comprometer la capacidad de las generaciones actuales o futuras para satisfacer sus necesidades”.​

                                      

Los ministros de agricultura del grupo de países del G20 reunidos en Florencia el pasado 18 de septiembre, aprobaron un documento final en el que se reiteraba el compromiso para lograr la seguridad alimentaria y la nutrición para todos y garantizar sistemas alimentarios sostenibles y resilientes que no dejen a nadie atrás.



 

En este documento se reconocía la importancia de mantener la prosperidad de las zonas rurales y el papel de los agricultores familiares y pequeños en la contribución al crecimiento sostenible y la necesidad de mejorar el empleo, las oportunidades comerciales y las condiciones de vida y trabajo dignas.



 

Un asunto en el que Anecoop ha sido pionera durante muchos años, porque forma parte de su apuesta y del compromiso que renueva año tras año, cuyo propósito desde 2020 queda recogido en la iniciativa “Raciones de Vida para el Campo”. Con este compromiso, Anecoop quiere poner en evidencia que no existe otra alternativa a la agricultura sostenible y que el futuro del sector agroalimentario debe poner el foco en el cumplimiento de la agenda 2030.



cultivos del campo de experiencias en Almería, la FUAL-Anecoop.
cultivos del campo de experiencias en Almería, la FUAL-Anecoop.La Voz

 

Para alcanzar este fin, la cooperativa fomenta proyectos de desarrollo rural integral que permitan que la agricultura siga siendo motor dentro de las zonas de producción. Crear empleo de calidad y favorecer la viabilidad de las economías locales, es uno de los pilares de su responsabilidad y de la de sus socios, que representan los intereses de más de 24.000 agricultores españoles. 

 

Es en sus dos campos de experiencias en Almería y Valencia, que acogen a los equipos técnicos de su departamento de Producción y Desarrollo, donde Anecoop lleva a cabo todos los proyectos de I+D+iT, cuyo objetivo principal es ofrecer alternativas a sus agricultores que les permitan mantener la rentabilidad de su trabajo, mejorando continuamente sus producciones, a través de la investigación, la innovación y la transferencia de tecnología.

 

Para ello, busca continuamente nuevos productos que ofrezcan una ventaja competitiva, valorando su adaptación al modelo y zonas de cultivo de sus socios, comparándolos a nivel agronómico y comercial con los productos y cultivos actuales y ofreciendo apoyo y asesoramiento técnico en el desarrollo de los proyectos: manejo del cultivo, adaptabilidad a las parcelas de los socios o adaptación a las necesidades del mercado son algunas de ellas.

 

En Almería, cuenta con la Finca Experimental FUAL-Anecoop en La Cañada de San Urbano, especializada en producción bajo invernadero, que pertenece a la Fundación Universidad de Almería-Anecoop, un proyecto único de colaboración entre una universidad pública y el sector cooperativo donde, además de los trabajos de investigación, facilita la incorporación de jóvenes profesionales a la actividad agraria, haciendo de ésta una actividad más moderna y con mayor atractivo para sus agricultores. 

 

Anecoop en Almería

Anecoop abrió una delegación comercial en Almería en el año 1990, con el objeto de lograr una mayor proximidad con sus entidades socias de la zona. Así, lleva 31 años ofreciendo sus servicios y asesorando a sus socios, tanto en su gestión comercial como en calidad de producto. 

 

Coprohníjar, Hortamar, Albentillas, Agroiris, Tomasol y la Hortofrutícola Costa de Almería, abarcan una amplia gama de frutas y hortalizas, producidos por sus socios agricultores de la provincia. El sureste español es de interés estratégico para Anecoop por sus posibilidades de negocio, por la fortaleza de un sector agrícola intensivo y de invernadero, por su calendario de producción y por su especialización en hortalizas de otoño, fruta de primavera y subtropicales.


Anecoop constituyó en 2017 la A.I.E. Exóticos del Sur con el objetivo de ordenar, impulsar y consolidar la comercialización en Europa de papaya de proximidad. En la actualidad, el grupo está integrado por una veintena de productores de Almería y complementa además su oferta gracias a sus alianzas con productores de Murcia y Canarias. Con 30 hectáreas de cultivo, Anecoop es el principal operador de papaya de ámbito nacional con un volumen de producción consolidado y cuenta con centros específicos de manipulado de papaya en las distintas zonas de producción. 

 

El cultivo ecológico está experimentando un crecimiento notable en la zona. De la mano de sus socios Coprohníjar, Hortamar y Agroiris, ha dado un importante impulso en los últimos tiempos al cultivo de frutas y hortalizas Bio, cuya demanda sigue avanzando en toda Europa.

 

Temas relacionados
Anecoop

para ti

en destaque