La ‘No Feria’ de Almería arranca entre ‘cacharritos’

El alcalde, Ramón Fernández-Pacheco, visita el recinto para supervisar la seguridad

Contenido patrocinado por MUEBLES MAGO


La ‘no feria’ de Almería ya ha arrancado con un ambiente un tanto distinto al de años anteriores. Tras suspenderse el verano pasado por el coronavirus, este vuelve a celebrarse pero de una forma diferente: sin casetas, sin ambigús y con eventos muy controlados. Los que sí que están este año son los tradicionales y famosos ‘cacharricos’. 



 

Las atracciones se han abierto para que niños y adultos disfruten de esa esencia de feria que tanto se echaba de menos. Hasta el día 28 de agosto almerienses y turistas podrán pasar por el recinto ferial en un horario de 19:00 a 01:00. Concretamente, a las 00:00 se cerrarán las atracciones y a la 01:00 la explanada tendrá que estar desalojada.



Un total de 63 atracciones -24 son para adultos, 10 son atracciones/espectáculo y 19 son infantiles-, 37 puestos de hostelería y 41 de habilidad son los que estarán instalados cumpliendo con todas las medidas higiénico-sanitarias (mascarilla obligatoria, desinfección de manos, distancia de seguridad, etc.) con el objetivo de realizar una feria lo más segura posible. 


Seguridad 

Para ello, precisamente, hay un dispositivo especial formado por la Policía Local, Policía Nacional, Guardia Civil, Protección Civil, Bomberos de Almería, personal sanitario y seguridad privada para evitar aglomeraciones e incidentes que puedan ocurrir durante la noche. El aforo en el recinto también está controlado gracias a un equipo de vigilancia y a una app que permite saber las personas que hay en él en tiempo real. 


El alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, ha visitado a los feriantes y supervisó todo el operativo acompañado de la primera teniente alcalde, el concejal de Cultura y la concejala de Seguridad y Movilidad. También pidió ‘responsabilidad’ y señaló que “desde el Ayuntamiento hemos puesto todos los medios a nuestro alcance para que los almerienses y todos aquellos  que estén de visita puedan disfrutar estos días con seguridad de la hostelería, de las atracciones y los conciertos”. 


Emoción 

Lo mejor del día de ayer fueron las caras de los niños al ver de nuevo las atracciones en el recinto ferial y esa ilusión al contemplar un escenario que, de ser normal, se volvió atípico por la pandemia. Más de año y medio después, los más pequeños han vuelto a vivir esa emoción al ver las luces y sus ‘cacharricos’ favoritos en funcionamiento.


Para muchos de ellos, los que no han llegado a los dos años, era su primera vez en una feria y, aunque no sepan lo que es tradicionalmente, estaban emocionados por esa experiencia novedosa que estaban viviendo. 

 

Muchos niños acudieron con sus abuelos y, estos últimos, disfrutaron de este primer día de feria casi más que sus nietos. La tradición: montarse en las atracciones, cenar en un puesto, tomar unos churros y volver a casa con un algodón de azúcar. 


Ambiente

El ambiente en este primer día de ‘no feria’ fue muy familiar. Padres y niños subidos a atracciones como la noria o los coches de choque, o disfrutando de la típica comida de feria -patatas asadas, kebab, algodón de azúcar, buñuelos, churros con chocolate-.


Los vecinos de Almería  y pueblos de alrededor no dudaron en acercarse al ferial, y así también lo hicieron muchos turistas de diferentes partes de España que se encontraban en la ciudad de vacaciones de verano. Sin embargo, los almerienses fueron, sin duda, los que tenían más ganas de volver a disfrutar de esa sensación de feria, aunque sea en unas condiciones distintas al resto de años. Muchos de ellos esperan volver el año que viene “con más fuerza” y con toda la normalidad posible para celebrar una feria a la altura de Almería y de su gente.

 

Temas relacionados
Feria de Almería Ferias Fiestas Ramón Fernández-Pacheco Ayuntamientos

para ti

en destaque