¿Cómo está Rubi?

No para de comerse el coco

El míster, pensativo, buscando soluciones de urgencia.
El míster, pensativo, buscando soluciones de urgencia. Rafa Góngora
Rafa Góngora
10:04 • 03 oct. 2022

Manos a la obra. El Almería ha vuelto a la faena después de tener descanso el domingo y entrenar el sábado en el campo Anexo del Estadio de los Juegos Mediterráneos tras la derrota del equipo del catalán  Rubi ante el Athletic Club Bilbao en La Catedral del fútbol español.


Los rojiblancos entrenan lunes y miércoles en el campo Anexo, mientras que martes, jueves y viernes lo harán en el campo principal a puerta cerrada con vistas a preparar el partido ante el Rayo Vallecano, encuentro que se celebrará el próximo sábado, día 8 de octubre, a las 14:00 horas, en el recinto deportivo de la Vega de Acá.


Los entrenamientos son matinales (10:00 horas), aunque las sesiones de trabaja del jueves y viernes se retrasarán a las 13:00 horas para adaptarse más al horario del partido de la octava jornada del curso en el Campeonato Nacional de Liga en Primera División.



Van cuatro derrotas consecutivas sin hacer un gol, por lo que la alarma podría saltar en el Almería de Turki Al-Sheikh. Hay que ganar al equipo de Vallecas para poner fin a esta travesía por el desierto de un Almería que brilló en las tres jornadas de la temporada, pero luego desapareció cuando fue traspasado Sadiq y se cerró el mercado de fichajes.

La historia
El entrenador del Almería ha salido al campo Anexo del Estadio de los Juegos Mediterráneos antes de las 10 de la mañana con papeles en la mano que ha estado mirando varios minutos en la previa del primer entrenamiento del equipo rojiblanco.


Rubi está como siempre, entero, con muchas ganas de sacar la situación adelante después de cuatro derrotas consecutivas en la máxima categoría del fútbol nacional. Estuvo solo, unos minutos, en la hierba del campo Anexo del Estadio de los Juegos Mediterráneos antes de que aparecieran los futbolistas rumbo al terreno de juego. Rubi tomó la palabra en la charla a una plantilla que no aparenta estar tocada debido a la mala racha de cuatro jornadas de Liga en Primera División.

Directo
El míster habla poco en un entrenamiento en el que se celebra un partidillo sin porteros donde la posesión es el objetivo. Rubi no se pierde un detalle del trabajo de los jugadores y, desde la distancia, observa el trabajo de los futbolistas.



Pero iban pasando los minutos y se veía el Rubi de siempre, el de toda la vida hablando y dando instrucciones en el partidillo que se celebró, casi a campo completo, en el Anexo del Estadio de los Juegos Mediterráneos. Los futbolistas, por su parte, respondieron en todo momento para preparar de la mejor forma posible el encuentro, tan importante, del próximo sábado ante el Rayo Vallecano en el recinto deportivo de la Vega de Acá.


Rubi no dejó en ningún momento los papeles con los que salió al entrenamiento, salvo cuando se los metía en el bolsillo. El equipo rojiblanco vuelve este martes al trabajo, pero será a puerta cerrada en el campo principal de un Mediterráneo con ganas de ver ganar al Almería en la jornada ocho en Primera.



Pozo y Gonzalo Melero firmaron la buena noticia del día en el Almería al incorporarse ambos al trabajo, aunque el jugador sevillano luego trabajó al margen, pero se le vio casi a punto. El central Chumi, por su parte, entrenó al margen. Se le ve bien, por lo que podría llegar al partido del próximo sábado ante el Rayo en el Mediterráneo. Centelles, Rojas y Milovanovic no entrenaron, siguen KO.






Temas relacionados

para ti

en destaque