Rubi: “Nos vamos a desvivir por el Almería”

La ilusión de un magnífico entrenador en un gran proyecto deportivo

Rubi tiene muchas ganas de empezar la pretemporada con el Almería.
Rubi tiene muchas ganas de empezar la pretemporada con el Almería. Juan Sánchez
Carlos Miralles 13:17 • 04 jul. 2022

Este viernes la UD Almería vuelve a la acción. La plantilla retomará la actividad con pruebas médicas y el domingo en el Anexo mientras su míster funciona a pleno rendimiento en el mercado con Mohamed El Assy y Joao Gonçalves.


Rubi continúa a los mandos del grupo y aunque el objetivo va a cambiar no lo hará su forma de trabajar. Con más de 100 partidos en Primera División el catalán organiza la pretemporada con la tranquilidad de disponer de una plantilla apta -a la espera de más incorporaciones-, y una dirección deportiva dispuesta a dar un paso más.


Ser de Primera implica una mayor responsabilidad, ya que el escaparate deportivo y mediático no tiene nada que ver con Segunda. Es aquí donde Rubi recuerda que no hay sitio para sufrimientos ni dudas. Almería tiene el privilegio de vivir en la mejor competición del mundo: “Cuando todo el equipo trabaja tan duro desde el primer momento lo valoras muchísimo, así como ver a una ciudad feliz con su equipo. Compartimos una alegría con la provincia”.



El mensaje de club

El Almería nunca va a perder su plaza entre los veinte mejores equipos de España. Tras tres años con aciertos y errores, la cúpula rojiblanca también ha aprendido del funcionamiento de nuestro fútbol: “Es una forma de expresar que los propietarios tienen un proyecto ambicioso, quieren avanzar y no se conforman con nada”. 



Cautela
Justo en el año que menos se habló de ascenso consiguió el objetivo. Cuando más paciencia se tuvo el Almería fue de Primera. Es la línea que también quiere marcar un Rubi que va en la misma sintonía que la directiva: “He hablado con ellos y son realistas. Saben que entramos en la mejor Liga del mundo y si no haces las cosas bien la propia categoría te expulsa. Miramos hacia adelante con optimismo”.


Objetivo
A corto plazo ganar al Real Madrid y luego llegar cuanto antes a la barrera de los 40 puntos que acerquen la salvación. Ese va a ser el camino rojiblanco en su aterrizaje en Primera y Rubi lo explica: “El mensaje es claro: el objetivo es el de la permanencia y a partir de ahí ser valientes, que la afición se identifique con nosotros y que disfrute de esta nueva experiencia”.



La ventaja que tiene el Almería respecto al Girona es que acabó la temporada el 29 de mayo, lo que le daba un margen de más de 90 días para hacer movimientos en la plantilla: “Cuando terminas en Play Off hay muy poco tiempo y la base que tenemos ya es muy buena, algunos con experiencia ya en Primera y otros con la ilusión de consolidarse”. 


Fichajes
Primera exige cosas distintas, jugadores con un recorrido, y es que no se puede fiar un proyecto deportivo tan ambicioso como el del Almería solo a la ilusión de los debutantes. El entrenador ha hablado con El Assy y Gonçalves para que la base se mantenga y lleguen cuatro o cinco fichajes contrastados al vestuario: “No considero que sea necesario cambiar a 20 futbolistas. Los clubes que suben tienen nivel para esta categoría e incorporaremos futbolistas que nos permitan llegar más tranquilos. Hay gente válida en el grupo y esa ilusión nos empujará al objetivo si están bien acompañados”. Gente de grupo, que genere buen ambiente como en el pasado ejercicio en Segunda.


Mensaje
Otra categoría y misma ilusión. Rubi también inicia una etapa en su carrera con la vuelta a Primera dando continuidad a un proyecto que comenzó en 2021 llegando al Almería para afrontar los últimos partidos y el Play Off. Aunque el calendario es duro al inicio, los rojiblancos quieren ser uno de los equipos con mejor fútbol de la competición: “Tenemos un cuerpo técnico y unos auxiliares que se van a desvivir por el Almería. Daremos todo para estar a la altura y a partir de ahí acertar en las decisiones que se tomen. Por ganas y esfuerzo no va a quedar”.


Temas relacionados

para ti

en destaque