La nueva realidad para el Almería

Tras un mazazo histórico toca recuperar la calculadora

Sadiq y De la Hoz cabizbajos después del inesperado tropiezo con el Alcorcón.
Sadiq y De la Hoz cabizbajos después del inesperado tropiezo con el Alcorcón. Juan Sánchez

Un batacazo histórico. Partido que pasa a la lista negra del fútbol almeriense. Decepción. Lágrimas en la grada... Cuesta levantar la moral de la tropa pero hay una última bala que la UD Almería no puede desaprovechar. El ascenso a Primera es posible, está en las botas de los jugadores que no ofrecieron su mejor rendimiento el sábado. El deporte brinda al vestuario y a Rubi una oportunidad más para ir a Primera.


Hasta que ruede la pelota en Butarque el domingo a las 20:00 horas la gran preocupación no va a ser el once, ni las cuentas, ni los rivales, ni siquiera el propio Leganés; sino cómo el míster recuperará anímicamente a un equipo que se veía en la máxima categoría. La película ha dado un giro. Perder el liderato ha sido lo de menos. El Real Valladolid es por clasificación el que peor lo tiene porque no depende de sí mismo. Y es aquí donde el Almería tiene mucho que decir.


Mentalidad
El Eibar se verá ahora en Primera, en Pucela pensarán que uno de los dos va a pinchar y en Almería se tiene que empezar a llenar de nuevo el vaso de la ilusión, que el sábado noche se veía medio vacío.



A los rojiblancos les podría valer incluso el empate en Butarque para subir, así que como dice la canción: “No estamos tan mal”, si a la clasificación se refiere. El escenario cambia porque ya no hay margen para el error.


¿Cómo se sube?



Con 80 puntos, el Almería desaprovechó la ocasión de oro para subir en el Mediterráneo y viajará a Leganés dependiendo de sí mismo. Venciendo conseguirá el billete directo a Primera División y le puede valer incluso con sumar un punto siempre y cuando el Eibar no empate en Alcorcón y el Valladolid no venza en casa al Huesca. Aquí habría un triple empate a puntos que beneficia a Eibar y Valladolid al sumar los partidos entre ellos.


Esto quiere decir que el Eibar lo tiene en su mano porque empatando y ganando en Santo Domingo, en Alcorcón, sellará el ascenso. También depende de sí mismo para acabar como campeón de la categoría.



El que peor lo tiene para la última cita liguera es el Real Valladolid (78 puntos). Recibe en el José Zorrilla al Huesca, que no se juega nada, y todo lo que no sea sumar tres puntos le condenará al Play Off. Necesita ganar y que no pase del empate el Eibar o que ambos (Eibar y Almería), al mismo tiempo no consigan ganar. Estas con las cuentas para que el ascenso directo, totalmente abierto para la jornada 42. No se pudo hacer historia el sábado -o sí, pero negativa-, y en Leganés está esperando la última llamada para cerrar el objetivo.


El técnico
Rubi apuntó que no le va a temblar el pulso para hacer la alineación de Leganés porque el futbolista que piense en negativo o no esté capacitado no va a jugar el domingo: “A partir de ya a entrenar y seré muy duro con el futbolista que no me demuestre estar recuperado para Leganés. Allí quiero ver a once tíos perfectamente capacitados”. Momento duro para todos. Hay que cambiar el chip y buscar la Primera en Butarque.


Consulte el artículo online actualizado en nuestra página web:
https://www.lavozdealmeria.com/noticia/338/ud-almeria/238168/la-nueva-realidad-para-el-almeria

 

Temas relacionados
Fútbol LaLiga Rubi Jugadores

para ti

en destaque