Aquel asalto de los niños del Almería

La última visita a El Plantío dejó un buen recuerdo rojiblanco

Las imágenes de la victoria del Almería B en El Plantío en 2010.
Las imágenes de la victoria del Almería B en El Plantío en 2010. La Voz
Carlos Miralles
09:06 • 28 abr. 2022

Escuchar El Plantío es viajar en el tiempo y recordar los mejores años de fútbol en Burgos. Un histórico que ha vuelto al lugar que se merece después de décadas de duro trabajo y que ha conseguido el objetivo del club: la permanencia. Ahora la plantilla se puede relajar y disfrutar de las últimas seis jornadas, pero este sábado de se va a chocar con una UD Almería que persigue una de las dos plazas de ascenso directo.


Echando la vista atrás hay que pararse en el 6 de junio de 2010 para encontrar el último duelo entre burgaleses y almerienses. No fue ni en Primera ni en Segunda, sino en Tercera División. Por aquel entonces el Burgos quería subir a Segunda B pero en la segunda eliminatoria no pudo con el filial del Almería. Dirigido por José María Salmerón eliminó en la primera ronda al Santa Eulalia y ante el Burgos empató a cero en el Juan Rojas y logró un triunfo épico en El Plantío con más de 5.000 personas en las gradas.


Héroes
Han pasado casi doce años del último partido oficial entre ambos clubes y el Burgos formaba con: Aurreko, Ibán Urbano, Nené, Colina, Jonathan (Jacobo Trigo 35’), Txitxo, Manel Sala, Borja Plaza (Pablo Sierra 78’), Lezaun (Nel 69’), Maureta y Zazu. El Almería B lo hizo con: Álvaro, Alfonso, Cobos, Rigo, Trujillo, Alberto Martín (Kike Márquez 65’), Chico Díaz, Jesús Rubio, Quini (Andreev 51’), Baby y Carralero (Prosi 74’).



Txitxo adelantó al Burgos pero pronto llegó la reacción del filial con tantos de Baltasar Rigo y Jesús Rubio. Eso le permitió acceder a la última eliminatoria, pero no pudo con L’Hospitalet: 1-1 en el Juan Rojas y 0-0 en Feixa Llarga. Sin embargo, el club lograría una plaza en el Grupo IV de Segunda B en los despachos, logrando así el objetivo de Alfonso García.


Humildad
Aunque ha pasado más de una década y no tienen nada que ver las plantillas ni la categoría, la humildad con la que viajó el Almería B aquella tarde bien la puede aplicar el primer equipo de Rubi este fin de semana. El Burgos es uno de los mejores locales de la competición y no quiere despedir la Liga con malas sensaciones. Cabe recordar que en la primera vuelta se impusieron los rojiblancos por un claro 2-0, aunque el Burgos apretó en la segunda parte y mientras no se cerró el resultado pudo pasar de todo. El Plantío también sufrió una remodelación y además es el campo donde más butacas se ocupan en porcentaje de la categoría.



Burgos es una ciudad que vive el deporte con ilusión y al Almería le espera la mejor versión del conjunto de Julián Calero. Allí el Real Valladolid se llevó un contundente 3-0 en contra, mientras que el Eibar arañaba un sufrido triunfo por la mínima (0-1). Mucho en juego en noventa minutos.




Temas relacionados

para ti

en destaque