Pozo pone el grito en el cielo

“No se puede jugar con la salud de los profesionales del fútbol”

El sevillano es optimista y asegura que el equipo de Rubi se levantará.
El sevillano es optimista y asegura que el equipo de Rubi se levantará. Juan Sánchez

Una semana casi para olvidar y todavía la situación no sigue siendo buena en el Almería. El equipo rojiblanco de Rubi regresó hace una semana a los entrenamientos después de las fiestas navideñas y los jugadores fueron cayendo poco a poco, contagiados por el Covid-19. El entrenador estaba cada vez más preocupado porque la situación cada vez era más alarmante con el 50% de la plantilla del Almería en casa, contagiada.


De ahí, como desveló el entrenador del proyecto rojiblanco de Turki Al-Sheikh, se pidiera el aplazamiento del encuentro ante el Cartagena, pero no fue posible porque la normativa contempla que mientras haya cinco jugadores sanos del primer equipo se juega. Luego, hubo dos jugadores (Ramazani y Buñuel) que el sábado eran positivos, pero el domingo, el día del partido, eran negativos, por lo que entraron en la convocatoria del primer encuentro de la segunda vuelta del Campeonato Nacional de Liga en Segunda División. Con estos ingredientes y con tres chavales del filial en el banquillo, el Almería abrió la segunda vuelta del curso en el fútbol de plata.

Declaraciones
Uno de los jugadores del equipo almeriense que ha explicado en los medios oficiales del Almería la situación ha sido Pozo: “No ha sido una semana normal porque han sido muchos los casos de Covid-19, un poco más de media plantilla no esta para jugar, estaba fuera. Lo hemos dado todo en el campo e incluso compañeros como Ramazani y Buñuel que solo entrenaron un día con nosotros tuvieron que salir y estamos todos muy orgullosos de todo el equipo, también de los chavales del filial que han participado en el partido ante el Cartagena. Solo nos queda luchar porque el jueves tenemos otro partido de Copa, lo daremos todo, seguro”.


El futbolista del Almería recuerda que fue muy complicado preparar el partido ante el Cartagena en condiciones mínimas para poder competir para ganar el pasado domingo en el Estadio de los Juegos Mediterráneos: “La semana previa al partido fue muy rara porque cada día iba saliendo un compañero más contagiado; entrenábamos, pero luego salía otro compañero positivo, por lo que estábamos a expensas de cómo se llegaba al partido. Ha sido muy duro porque vas viendo que poco a poco van cayendo los compañeros y uno sabe si también está contagiado. Pero seguiremos dándolo todo siempre, solo podemos hacer eso, todos juntos, los del primer equipo y los chavales del filial del Almería”.

Derrotados
El Almería encajó la primera derrota de la temporada en el Estadio de los Juegos Mediterráneos después de diez partidos como local: “No nos merecimos perder, creo que nos faltó un nueve, una referencia arriba. Algunos compañeros han jugado en posiciones que no están acostumbrados; hicimos lo que se pudo. Toca seguir trabajando y ojalá que el jueves le demos una alegría a nuestra afición y el domingo a muerte a Las Palmas”.



La clasificación se aprieta, aunque el equipo de Rubi tiene un partido menos: “Sabemos lo que tenemos que hacer, ir partido a partido; tenemos una ventaja grande y un partido pendiente. Solo tenemos que pensar en nosotros”,  y del partido aplazado en Lugo dice que “no lo entendemos, se está jugando con la salud de los jugadores”, ha comentado.





Consulte el artículo online actualizado en nuestra página web:
https://www.lavozdealmeria.com/noticia/338/ud-almeria/228851/pozo-pone-el-grito-en-el-cielo

 

Temas relacionados
Jugadores Fútbol Segunda División Rubi Turki Al-Sheikh

para ti

en destaque