Sigue en directo la rueda de prensa de Rubi tras el partido

El entrenador del Almería alucina con futbolistas y aficionados

"No sé ni cómo expresarme después de lo que han hecho el equipo y la afición. Seguimos pensando que se puede disfrutar del camino y que todo nos viene saliendo perfecto hasta ahora". Fueron las primeras palabras de Rubi en sala de prensa. Un entrenador que no ha cambiado su mensaje pese a llevar 40 puntos, y que gracias al ajuste que hizo en el descanso permitió a sus hombres encontrar un camino menos tortuoso hacia la remontada. Con las incorporaciones de Ramazani y Portillo, el Almería fue imparable y era cuestión de madurar para ganar.


La clave

Reconoce Rubi que se enfrentaban dos equipazos, dos plantillas con potencial de sobra para ascender de categoría. Cualquier mínimo detalles iba a desequilibrar la balanza y la expulsión de Óscar Plano en la primera mitad dio demasiada ventaja a los rojiblancos: "Se ha visto un partidazo, con un gran Valladolid que genera miedo cuando le ves pasarse la pelota. La clave ha sido que los futbolistas no se han puesto nerviosos yendo por detrás en el marcador y después hacer el campo grande. La plantilla está muy metida".



No es habitual que el Almería se ponga por detrás en el marcador, aunque en esta ocasión Rubi no dudó de la capacidad de sus hombres: "Es el primer partido que remontamos en muchísimo tiempo, pero no tuve dudas ni con el 0-1. Quedaba muchísimo y pasarían cosas porque el Almería siempre genera situaciones de gol. Siempre pensé que podíamos darle la vuelta a la situación".


Un partidazo



Se mantiene en la línea de no hablar de Primera División y sí de ensalzar la labor de unos jugadores que no pierden las ganas ni en el banquillo: "No voy a hablar de ascenso, ya me conocéis, solo pienso en ser cada vez más fuerte. Hubo gente detrás de Ramazani, que lo han cuidado bien, y su vuelta se ha notado. Los resultados nos permiten que los futbolistas se recuperen con más tranquilidad". Tres goles que vienen del banco: Ramazani, Akieme y Portillo: "Los tienes a todos enchufados y eso es una ventaja. Eso permite variar incluso al sistema. Tener un jugador menos en el centro del campo también hace que cueste más replegar en transiciones".


Rival de postín

Le van los retos al preparador catalán y ya piensa en el Huesca: "No hay que ponerse metas más allá del Huesca. Todo lo que sea sumar 45 o más antes de Navidad sería buenísimo. Al Valladolid le tengo mucho aprecio de mi paso por la ciudad y cuentan con una gran plantilla". Y por último cierra con un nuevo elogio para sus futbolistas: "Marcar tres goles no es fácil y me ha gustado la forma de interpretar el juego con uno más, moviendo la pelota y generando espacios y ocasiones".

 

Temas relacionados
Fútbol Fútbol almeriense Rubi Resultados Segunda División LaLiga

para ti

en destaque