La apuesta ofensiva de Guti sólo fue efectiva durante el primer tiempo

El Almería perdió el control de la zona central por donde se paseó el maño Raúl Guti

Corpas fue titular en el primer partido de Guti y estuvo muy activo.
Corpas fue titular en el primer partido de Guti y estuvo muy activo. Juan Sánchez

En su estreno como máximo responsable técnico del Almería José María Gutiérrez apostó por un equipo netamente ofensivo con la presencia de tres futbolistas de calidad en la sala de máquinas, dos de ellos recién salidos de lesiones musculares y un tercero, Coric, que hasta el momento ha estado muy por debajo de las espectativas generadas con su llegada.

La calidad de los dos pivotes permitió al conjunto almeriense salir con verticalidad y criterio al ataque, pero le creo muy serios problemas a la hora de recuperar el esférico cuando éste estaba en poder del rival, lo que permitió al Zaragoza tener largas posesiones.


En cualquier caso la apuesta del técnico funcionó en el primer periodo dado que los visitantes nunca tradujeron sus posesiones en ocasiones y los locales no sólo consiguieron adelantarse en el marcador al filo del descanso sino que antes había tenido dos ocasiones, un de Coric y otra de Darwin de las que no se pueden ni se deben errar.  

En la segunda mitad la bajada en la intensidad y en la agresividad de los dos medios centros que venían de recuperarse de sendas dolencias musculares hicieron que el cuadro local perdiera el control del juego y que el centrocampista maña Raúl Guti dispusiera de una autopista en la zona central del campo por la que campeó sin oposición para generar las mejores opciones ofensivas de los suyos, incluida la del tanto de Linares, un delantero de 37 años que se estrenó como goleador en el Mediterráneo. Un empate que no quiebra la mala racha indálica y que supo mucho mejor al Zaragoza que al Almería.




 

Temas relacionados
Guti

para ti

en destaque