Endesa, por la transición energética

La compañía instalará en la provincia una planta fotovoltaica

Ovejas pastando junto a una fotovoltaica de Endesa en Teba (Málaga).
Ovejas pastando junto a una fotovoltaica de Endesa en Teba (Málaga). La Voz

La transición energética hacia las energías renovables en Endesa es ya una realidad en la que Almería está en el punto de mira. Más allá de la preparación del cierre de la Central Térmica Litoral de Carboneras solicitada al Ministerio de Transición Ecológica en 2019 y la elaboración del Plan Futur-e, para reindustrializar los terrenos de la central, la compañía está desarrollando varios proyectos de energías renovables.


Y es que Endesa tiene como plan estratégico para los próximos años acelerar la transición energética y la descarbonización de la economía mediante el aumento de la inversión en renovables y en digitalización, así como en la electrificación de la demanda residencial y de sectores como la industria o el transporte. Y todo ello como uno de los motores de la recuperación económica de la provincia, al liberar su potencial inversor para impulsar el crecimiento y la generación de empleo.


Andrea



Uno de estos proyectos es la construcción de la planta fotovoltaica denominada Andrea, que se ubicará entre Antas y Huércal-Overa, y que supondrá una inversión de más de 157 millones de euros.  


Esta nueva infraestructura renovable, que se encuentra en fase de tramitación, será la primera planta fotovoltaica que la compañía construya en Almería. Cuando esté operativa producirá 516,6 gigavatios hora al año, es decir, el consumo eléctrico de la ciudad de Almería durante más de un año.



Su construcción se realizará siguiendo el modelo ‘Sitio de Construcción Sostenible’ que incluye la instalación de paneles solares fotovoltaicos para cubrir parte de las necesidades energéticas durante la obra, medidas de ahorro de agua, iluminación eficiente, separación de residuos, utilización de vehículos eléctricos y desfibriladores para velar por los trabajadores. 


Esto responde a los Planes de Creación de Valor Compartido que Endesa, a través de su división renovable Enel Green Power España diseña junto con los agentes del entorno para maximizar el impacto socioeconómico o iniciativas innovadoras. 


Apiario

Un ejemplo de ello es el apiario solar ubicado en la planta fotovoltaica Las Corchas que Endesa puso en funcionamiento en Carmona. Una parte de las colmenas instaladas son inteligentes, contando con sensores especiales que permiten saber su temperatura, humedad y controlar de forma remota su apertura o cierre. También están dotadas de cámaras y una báscula para saber la cantidad de miel que se está produciendo.


En el caso de Totana, Endesa ya ha plantado en su parque fotovoltaico especies como el pimiento rojo, el brócoli, la alcachofa, el tomillo y la pitaya de la mano del Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Alimentario, siendo la primera instalación renovable de la compañía en acoger cultivos bajo los paneles solares.


Otro de los ejemplos del proyecto agrivoltaico de Endesa es el pastoreo en algunas plantas fotovoltaicas como la de Teba en Málaga, en la que se ha maximizado el valor de la comunidad local dando el protagonismo al sector primario.


Dentro de esta apuesta de la compañía por la sostenibilidad, recientemente ha anunciado 122 proyectos. Entre ellos, un proyecto de hidrógeno verde para Almería que contempla la instalación de un electrolizador de 20 MW que se asociará al desarrollo de generación renovable en la provincia.

 

Temas relacionados
Sostenibilidad Endesa Medio Ambiente

para ti

en destaque