Aguas del Almanzora, ejemplo de optimización

La entidad encargada de repartir las aguas del trasvase del Negratín cubre 24.000 hectáreas

Trasvase Negratín-Almanzora.
Trasvase Negratín-Almanzora. La Voz

Si hay un ejemplo de sostenibilidad en la provincia de Almería, ese es Aguas del Almanzora. La entidad, cuyo objetivo es el reparto de las aguas procedentes del Negratín, realiza cada año algo heroico, regar la friolera de 24.000 hectáreas con una escasez de recursos con la que ya se han acostumbrado a luchar. 


Se trata de una forma admirable de racionar hasta la última gota del líquido elemento, un esfuerzo con el que los regantes han aprendido a convivir hasta que las administraciones les ofrezcan alguna solución.


Problemas



El gran hándicap con el que cuenta Aguas del Almanzora es la garantía de agua, ya que los trasvases atraviesan una época con tendencia a la baja y su sostenibilidad peligra, según las administraciones.

 



A la espera de que la arruinada desaladora del Bajo Almanzora sea reparada de forma definitiva, los regantes están subsistiendo como buenamente pueden gracias a su unidad y grandes esfuerzos.


Aguas del Almanzora es una de las entidades del agua más importantes de la provincia de Almería, y su línea de actuación se basa en el diálogo constante con otras asociaciones, con las administraciones y, por supuesto, con los agricultores que forman parte de ella.


 

Temas relacionados
Agua Agricultores Trasvases

para ti

en destaque