“Debemos apoyar a los sanitarios. No basta con los aplausos”

María del Mar Gázquez Alcoba, decana del Colegio de Procuradores

María del Mar Gázquez Alcoba .
María del Mar Gázquez Alcoba . La Voz

Los procuradores son los juristas más próximos al ciudadano y una pieza clave para el desarrollo eficaz y con garantías del proceso judicial. Esa cercanía, sin embargo, también los convierte en un colectivo vulnerable en una pandemia que ha atacado a la esencia misma del trabajo del procurador.


¿Cómo está viviendo el sector la actual situación sanitaria?

La estamos viviendo como el resto de la población, aunque nosotros somos un colectivo de riesgo porque tenemos que hacer gran parte de nuestro trabajo en la calle. Si vamos a un domicilio a emplazar a alguien, dentro suelen estar casi siempre sin mascarillas, y lo mismo ocurre cuando acudimos al desalojo de alguna vivienda. Además, a diario visitamos registros, bancos, catastro, notarías… Nuestro trabajo es estar en contacto con las personas, requiere nuestra presencia física, pero no sabemos qué nos vamos a encontrar.



¿Qué dificultades han encontrado los colegiados y el sector en general en este escenario de pandemia?

Hay muy buena disposición por parte de las autoridades judiciales para minimizar en la medida de lo posible los problemas que la pandemia ha provocado en nuestra profesión, que se fundamenta en el trato directo y la confianza con el representado. Para el justiciable se hace muy difícil esa falta de comunicación directa, porque necesita sentirse acompañado físicamente por su procurador, que lo oriente, que sepa cómo ejecutar mejor su sentencia. A nadie le gusta verse solo en los Juzgados.



¿Cuál ha sido la principal preocupación desde el Colegio?

El Colegio ha continuado con su actividad normal, sobre todo en la atención al ciudadano, posible justiciable, que acude a nosotros para solicitar asesoramiento, ayuda o cualquier tipo de información. Además, las relaciones que mantenemos con los Tribunales siguen siendo igual de fluidas que siempre para los temas cotidianos, si cabe, incluso, más estrechas.


¿Qué se puede hacer desde su sector para que Almería se recupere de la crisis económica y sanitaria suscitada por la Covid-19?

Nosotros, como representantes del justiciable, pedimos responsabilidad. No es justo que por la falta de ella se produzcan más contagios y fallecidos y que los sanitarios estén extenuados. Si ellos están dando el 200%, todos deberíamos apoyarlos e impedir que el virus se siga propagando. No basta con los aplausos, hay que impedir que se colapsen los hospitales y no tener reparo en denunciar a quienes vulneran las normas; actuar con más contundencia y sancionar de forma inmediata a quienes no las cumplen.


Salir de la crisis económica será más complicado, pero la economía también se recuperará. Los procuradores reivindicamos una mayor participación en el proceso ejecutivo para conseguir un sistema que genere confianza y que sea eficaz, ágil.


¿Qué retos afrontará el sector en los próximos años?

Lo principal es volver a la normalidad y trabajar sin peligro. Uno de nuestros preceptos legales y estatutarios es el de acudir diariamente a los tribunales y, hoy por hoy, estamos muy limitados. Ese distanciamiento social con nuestros representados es romper la esencia de nuestra profesión.



 

Temas relacionados
Sanitarios Entrevistas

para ti

en destaque