La formación permanente como sinónimo de calidad

Ilustre Colegio Oficial de Dentistas de Almería

Junta de Gobierno del Ilustre Colegio de Dentistas.
Junta de Gobierno del Ilustre Colegio de Dentistas. La Voz

En medio del caos de una pandemia mundial, el Colegio Oficial de Dentistas de Almería ha sido el soporte para sus colegiados, que, durante los meses del confinamiento, se vieron obligados a colgar al cartel de cerrado en sus clínicas y a hacer frente a la incertidumbre y el desconocimiento causados por la Covid-19. La adquisición de material de protección, los problemas económicos en el sector privado, que representa la mayor parte de la actividad de los dentistas, y la adaptación de las clínicas y del quehacer diario a las nuevas medidas sanitarias han sido los principales quebraderos de cabeza en un año muy duro para estos profesionales sanitarios. 


En esta situación, el Colegio de Dentistas no ha dejado de trabajar y ha estado más cerca que nunca de sus casi 400 colegiados en activo, a quienes les ha facilitado la información y la asistencia básicas para capear el temporal. Con el reto de la digitalización del sector, uno de los caballos de batalla de la profesión en el futuro, y hacia donde se orienta ya la labor diaria de los dentistas y gran parte de la investigación en este ámbito, la formación continua y el aprendizaje son uno de los aspectos en los que más incide el Colegio.


Así, el reciclaje de los dentistas ha continuado en 2020. Antes de la declaración del estado de alarma se pudieron celebrar tres cursos presenciales relacionados con la excelencia en la gestión clínica y las emergencias bucodentales. Después, el Colegio se lanzó a la formación a distancia con la celebración de hasta cuatro cursos online sobre asuntos de plena actualidad en el sector, como la neurociencia aplicada a la odontología, la prevención de la pérdida ósea, las restauraciones del sector posterior o el autotransplante dentario.



Para este año, seguirán ofreciendo formación de interés a sus colegiados, aunque, de momento, habrá que esperar al segundo semestre del año y a la evolución de la crisis sanitaria para saber si se podrán o no realizar acciones presenciales. Además, el Colegio Oficial de Dentistas de Almería ha decidido retrasar a 2022 los actos conmemorativos de la festividad de su patrona, Santa Apolonia. Una fecha de encuentro y convivencia para los dentistas almerienses, en la que se distinguía a los nuevos colegiados y a quienes alcanzaban los 25 años de colegiación.




 

Temas relacionados
Educación Salud

para ti

en destaque