Velar por la buena labor profesional también en la pandemia

La Voz

Corporaciones de derecho público. Así los define la ley. Pero los colegios profesionales van mucho más allá. Son las entidades que se dedican a velar por la buena labor profesional, y por ende, por el bien común de toda la sociedad. Realizamos una radiografía sobre su evolución hasta hoy en día, siempre con vasos comunicantes con la Universidad de Almería, de donde emanan sus colegiados y con los que colabora para formar a los líderes del futuro. 


A lo largo de la historia, las profesiones han ido evolucionando marcados por su enfoque de futuro y, sobre todo, con los valores que a cada uno les caracteriza y que priman frente a acciones externas. Con el paso de los años hasta llegar a la actualidad, los gremios -o profesiones- han ido trabajando grupalmente para defenderse y haciéndose un hueco importante dentro de la sociedad que, hoy en día, los reconoce como defensores de su propia profesión.  


Desde médicos, veterinarios, dentistas, enfermeros, farmacéuticos, pasando por ingenieros técnicos agrícolas, ingenieros técnicos industriales, economistas, hasta administradores de fincas, gestores administrativos, procuradores, abogados o graduados sociales, entre otras muchas profesiones, son muchos los que se aglutinan dentro de diferentes sectores para un bien común, es por ello por lo que nacieron los colegios profesionales. Una figura que el Boletín Oficial del Estado define, según la Ley 2/1974, de 13 de febrero, sobre Colegios Profesionales, como corporaciones de derecho público, amparadas por la ley y reconocidas por el Estado, con personalidad jurídica propia y plena capacidad para el cumplimiento de sus fines.



Estos se rigen por los preceptos de aplicación general de la Ley 2/1974, de 13 de febrero, de Colegios Profesionales, por las leyes aprobadas por las comunidades autónomas reguladoras de los colegios profesionales (en Andalucía, la Ley 10/2003, de 6 de noviembre), por sus estatutos particulares, reglamentos de régimen interior y demás disposiciones estatales o autonómicas que les afecten. Almería cuenta con unos colegios profesionales proactivos y muy participativos en la sociedad que defienden los intereses de sus miembros colegiados y trabajan conjuntamente con las administraciones para el progreso sostenible de la provincia.


La colegiación, en este modo, se considera un requisito indispensable para el ejercicio de las profesiones cuando así lo establezca una ley estatal (ello sin perjuicio de lo establecido en la disposición transitoria cuarta de la Ley 25/2009, de 22 de diciembre, de modificación de diversas leyes para su adaptación a la Ley sobre el libre acceso a las actividades de servicios y su ejercicio.)



El Estado y las comunidades autónomas, en el ámbito de sus respectivas competencias, garantizan por su parte, el ejercicio de las profesiones colegiadas con las regulaciones pertinentes en cada sector. El ejercicio de las profesiones colegiadas se realizará en régimen de libre competencia y estará sujeto, en cuanto a la oferta de servicios y fijación de su remuneración, a la Ley sobre Defensa de la Competencia y a la Ley sobre Competencia Desleal.


Objetivos

Asimismo, es de vital importancia la función que ellos brindan y que, la Junta de Andalucía detalla en su propia página web. Principalmente, tienen por bandera el objetivo de velar por el cumplimiento de una buena labor profesional mediante las siguientes acciones: la ordenación del ejercicio de la profesión, dentro del marco legal respectivo y en el ámbito de sus competencias; la representación institucional exclusiva de la profesión cuando estén sujetas a colegiación obligatoria; la protección de los intereses de las personas consumidoras y usuarias de los servicios de sus personas colegiadas y la defensa de los intereses profesionales de las personas colegiadas.


En este anuario se reúnen diferentes puntos de vista que los colegios profesionales han tratado de resolver. El intrusismo, la colegiación obligatoria, la formación continuada de los colegiados, la relación con la sociedad almeriense y la colaboración con otras administraciones, además de con la Universidad, son sólo algunas de las cuestiones que preocupan a los colegios profesionales almerienses. 


Resulta, igualmente, imprescindible que la sociedad conozca esta cuestión y sobre todo, qué hay detrás de los colegios profesionales. Pero, es más importante aún, saber de su existencia y el servicio que prestan una vez que precisas de acudir a ellos como ejemplo de profesionalidad. Son tiempos marcados por la inestabilidad de la pandemia de la Covid-19, pero, lo que tienen claro como bien común, es que el presente es el futuro y las decisiones que se toman hoy es lo que marcará el futuro.


Teniendo en cuenta el trabajo con tesón que se realiza en las diferentes áreas y profesiones, existe esa amplia necesidad de aglutinar los valores y las acciones que harán transformar a la sociedad por medio de los colegios profesionales que, se arman con la verdad para luchar por y para las profesiones a las que representan. Capaces de actuar en beneficio de la población, con una fuerza común, son unas organizaciones que aportar la justicia y la participación de todos los profesionales que nos rodean.


 

Temas relacionados
Salud Coronavirus

para ti

en destaque