La magia de la costa almeriense se refleja en la belleza de sus pueblos

La provincia cuenta con infinidad de rincones que enamoran a lo largo de su límite con el mar

Almería destaca por la belleza de sus pueblos costeros.
Almería destaca por la belleza de sus pueblos costeros. La Voz

La belleza de las costas de Almería es algo indiscutible. Si a eso le añadimos, además, los pequeños y encantadores pueblos que se sitúan cerca de sus orillas, el paisaje que se forma es capaz de enamorar a cualquiera que se pare un poco a observar.


Si de algo podemos presumir en esta provincia, es de los rincones tan llenos de luz y magia que se esconden por todo su territorio. Lugares como Mojácar, Roquetas de Mar, Vera, Carboneras, Aguadulce, Almerimar, Cabo de Gata, Rodalquilar, Pulpí, Las Negras, o un sin fin de localidades más, componen la geografía costera de Almería. Un destino turístico preferido por muchas de las personas que vienen cada año a disfrutar de la tranquilidad, el sol, los paisajes y el buen ambiente que se respira por todas las esquinas de Almería.


Sin embargo, cada uno de estos lugares se diferencia de los demás por poseer una característica única. Un ejemplo de ello es Carboneras, un  municipio rodeado por el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, y cuya silueta se encuentra marcada por Mesa Roldán, un antiguo volcán que ha ido perdiendo su cráter con el tiempo debido a la erosión. Hoy en día se ha convertido en un cerro coronado por un faro en su cima desde el que es posible observar todo el entorno del parque.



Más rincones No muy lejos de allí se encuentra uno de los pueblos más cotizados para las vacaciones. Se trata de Vera, un lugar lleno de edificios históricos, como la Iglesia Fortaleza del siglo XVI, y en donde se puede practicar infinidad de actividades diferentes, como el submarinismo, el buceo, la espeleología o el senderismo. Otro de los lugares donde también ofrecen una amplia oferta de ocio es Almerímar, un municipio costero de la comarca del Poniente Almeriense. Su amplia conexión con el Mar Mediterráneo lo convierte en un lugar ideal para realizar deportes acuáticos. 


Por otro lado encontramos Rodalquilar, un pueblo  que desprende un magnetismo especial. Integrado también en el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar, cuenta con varias zonas de interés turístico como el Jardín de Albardinar, el Museo Geominero ‘La Casa de los Volcanes’, o ‘El Playazo’. Por último, también hay que destacar el encanto natural del que presume Aguamarga. Un pueblo pequeño pero que es capaz de sorprender a sus visitantes con el blanco de las fachadas de las casas que  se ordenan en calles llenas de mucha magia.



 

Temas relacionados
Playas de Almería Turismo

para ti

en destaque