Familia y colegio: una unión valiosa para la educación de los menores

El reparto de responsabilidades entre padres y profesores es fundamental para el aprendizaje

Es importante mantener una relación firme y cercana.
Es importante mantener una relación firme y cercana. Pixabay
La Voz
07:00 • 12 feb. 2021

No cabe duda de que la educación de un niño debe ser una tarea compartida entre la escuela y la familia. El trabajo que se realiza diariamente en las aulas debe seguir también en casa, y viceversa. Por ello, es muy importante que un centro escolar mantenga una buena relación con los familiares de los menores, de manera que la unión colegio-casa sea lo más firme posible.


Hoy en día, prácticamente todos los centros escolares privados cuentan con varias herramientas que les permiten incluir a los padres y madres en la educación de sus hijos en las aulas. Las tutorías individuales cada cierto tiempo es el arma por excelencia para conseguir este objetivo. Además, el avance de las tecnologías ha conseguido sumar varias opciones más a los diversos instrumentos con los que cuentan padres y profesores para mantener una relación cercana y fluida


Beneficios Pero el objetivo  final de esta estrecha unión no es otro que el de propiciar a los niños y niñas una educación de calidad y personalizada, que les ayude a tener un futuro prometedor. Se trata de una acción conjunta que les conduce a mejorar su estimulación, aumentando su autoestima, su rendimiento escolar y sus capacidades actitudinales.



En definitiva, el reparto de responsabilidades es fundamental para el correcto desarrollo del autoconcepto de los menores en edades tempranas. También, cómo no, para la mejora de sus habilidades sociales, psicomotrices, creativas y cognitivas. Una buena relación entre el centro escolar y los padres, dará más seguridad al niño.





Temas relacionados

para ti

en destaque