La sostenibilidad como medio de competitividad y liderazgo

Responsabilidad social, para cuidar y motivar a toda la cadena de valor humana

Responsabilidad social, para cuidar y motivar a toda la cadena de valor humana.
Responsabilidad social, para cuidar y motivar a toda la cadena de valor humana. La Voz

Decía un viejo dicho en la vida no crees sólo una buena impresión, crea sobre todo confianza y la dicha será la esencia de tu éxito. Y en palabras de Michael Porter, actualmente se debe competir por tener una posición distintiva y única, ya que a la larga es más sostenible que sólo para ser el mejor, y sin duda ser “el mejor en el S XXI” a partir de 2020 ya nunca será lo mismo.  Se está escribiendo un nuevo liderazgo  más inclusivo, justo, ético y donde la sostenibilidad cobra gran fuerza como medio para la innovación y la diferenciación. Estas inspiraciones han sido para La Unión el impulso para poner en orden y valor todas sus actuaciones de mejora continua de su posicionamiento, pilares estratégicos o buen gobierno, para construir su modelo de liderazgo sostenible y gestión responsable.


La Unión ha ido implantando acciones internas y externas marcadas en su primer plan de RSC de 2018 atendiendo a las necesidades que han ido acaeciendo en el contexto cambiante en el ámbito laboral, la innovación (implicando a entidades de conocimiento e innovación sus aliados clave como los agricultores y los clientes) y en su acción social. Casi coincidiendo con los inicios de la crisis de la COVID-19 en España, revisó los planes estratégicos y operativos para mejorarlos continuamente, según las pautas de la excelencia corporativa con los aprendizajes y las últimas tendencias en liderazgo, competitividad y la agenda responsable y sostenible (a nivel nacional e internacional). Pero dicha crisis hizo repensar las prioridades en modo emergencia social interna y externa. Hizo tomar consciencia de cómo lo local y lo global están conectados incluso en banda ancha, la importancia de la salud/ alimentación como primera prioridad vital, del drama social que entraña su ausencia, y de la interconexión de todos los ámbitos y la complejidad que entraña su gestión óptima.


Afortunadamente el sector agrícola y su cadena de valor, no se ha visto afectado con la parada mayoritaria de su actividad, como en otros sectores, incluso ha sido una oportunidad para poner en valor el papel esencial que realiza el sector primario. Y, La Unión, en este contexto caleidoscópico y de pandemia mundial, ha tenido que implantar más que nunca su responsabilidad social, para cuidar y motivar a toda la cadena de valor humana y garantizar su estabilidad/ seguridad/ salud de empleados, agricultores, clientes y sociedad próxima, como ciudadanos y vecinos.


Y es que, haciendo honor a los consejos de Darwin “no sobreviven los más fuertes, sino quienes mejor se adaptan a los cambios”, en sus más de 25 años de vida empresarial, ha sabido adaptarse a los cambios e incluso hacer un crecimiento con los aprendizajes extraídos en los momentos de inflexión, e innovar, con medida humana, como medio para consolidarse. Sin duda esta crisis es inaudita y después de ella nada será igual, pero también habrá que aferrarse a las esencias más que nunca como fortalezas para gestionar las oportunidades: La Unión (la complicidad, la colaboración), ha sido y deberá ser la fuerza para progresar en la incertidumbre.


En colaboración con Isabel Roser, Senior Advisor & Partnership Broker en RSC y Sostenibilidad de LA UNIÓN.



 

Temas relacionados
Alhóndiga La Unión

para ti

en destaque