Bodega Barea Granados, un referente de vinos de calidad

Ubicada en Padules, cuentan con un restaurante y una amplia finca para eventos de ensueño

En pleno corazón de la Alpujarra almeriense, en el municipio de Padules, cobra vida la Bodega Barea Granados. Un negocio familiar dedicado a la uva desde el año 1967, y que en el año 2004 dio un paso más allá convirtiéndose en un templo para los amantes del buen vino y la celebración de eventos.


En sus modernas instalaciones también están ubicados sus propios viñedos, que se extienden a los márgenes altos del Río Andarax y dentro del marco incomparable del Parque Natural de Sierra Nevada, donde se trabaja en las variedades que mejor se adaptan al entorno. Su clima y sistema de cultivo ofrece un microclima idóneo para el desarrollo de la vid, que se ve claramente reflejado en todos sus caldos. 


Viñedos Los viñedos de Bodega Barea Granados se cultivan en terrenos calizos por encima de los 750 metros de altitud, lo que suponen unas condiciones idóneas para producir vinos con mucha personalidad, aptos para los paladares más exigentes. 


La firma almeriense trabaja principalmente con seis tipos de viñas: Melot, Sauvignon Blanc, Tempranillo, Viognier, Syrah y Albariño, que dan como resultado cuatro tipos de vinos, Boliñeba Blanco, Almeriño, Boliñeba tinto barrica y Boliñeba joven.


Restaurante En Bodega Barea Granado ofrecen una experiencia gastronómica completa en un entorno de ensueño. Disponen de una zona de restaurante especializado en comidas caseras, carnes a la brasa y productos típicos que se ha convertido en todo un referente en la zona de la Alpujarra almeriense, especialmente durante los meses de invierno, en los que una visita a sus fogones es uno de los planes preferidos de turistas y vecinos. 



En la temporada de frío el Restaurante Bodega Barea Granados abre sus puertas solamente los fines de semana, donde su acogedor salón, presidido por una chimenea, se convierte en un lugar ideal para entrar en calor. Entre semana la actividad principal de esta empresa familiar se centra en la elaboración y venta de sus vinos que se pueden adquirir directamente en sus instalaciones o en distintos puntos de venta y bares repartidos por toda la provincia de Almería.


La Bodega Barea Granados permanece abierta todos los días de la semana en la época estival. Para ello cuenta con diferentes terrazas en las que es posible disfrutar de la mejor temperatura en las noches de verano, junto con una amplia carta de tapas y raciones. 

Eventos A pesar de su extensa trayectoria, la familia Barea Granados sigue reinventándose y ampliando el servicio que ofrecen a todos sus clientes. Por este motivo,  desde el año pasado cuentan también con una finca para eventos en la que ya se han realizado varias bodas, bautizos y comuniones. Se trata de un espacio ajardinado con capacidad para 500 personas orientado principalmente a celebraciones al aire libre en las que poder recrearse en el buen clima de Almería rodeados de olivos y vides. Sin duda un entorno inigualable.


Visitas guiadas Los clientes que visiten sus instalaciones en el pueblo almeriense de Padules tienen además la posibilidad de hacer visitas guiadas a la bodega que incluye una explicación de su historia, de sus vinos y del proceso de elaboración. Tras el paseo se realiza una cata de sus mejores caldos y se ofrece  la opción de quedarse a comer en el restaurante para completar una auténtica jornada vinícola.


Los amantes del buen vino y de la gastronomía no pueden dejar de visitar la Bodega Barea Granados, en la Calle Hernán Cortés número 13 de Padules. Reservas disponibles en el teléfono 950 51 03 56.

 

Temas relacionados
Bares Tapas Restaurantes Parques Naturales Verano Vecinos Padules Vino

para ti

en destaque