Lorenzo Silva reconquista Akaba

Su editorial con el nombre de la playa de la película celebra la I Jornada Carboneras Literaria con autores nacionales y locales

SIN DATOS
SIN DATOS
Javier Adolfo Iglesias 03:00 • 27 jul. 2014

Akaba fue reconquistada ayer  pero no por las armas sino por las letras. Y al otro lado del espejo, Carboneras volvió a ser escenario de la fantasía y creación gracias a la primera Jornada “Carboneras Literaria”, que reunió con éxito desde las diez de la mañana  a decenas de escritores, nacionales y locales, la mayoría autores del catálogo de la editorial “Playa de Akaba”, dirigida por el escritor Lorenzo Silva y su esposa Noemí Trujillo.
Organizada por esta editorial con el apoyo del Ayuntamiento de Carboneras, la jornada  se celebró en el castillo de San Andrés  y comenzó con una brillante presentación combinada. Realidad y ficción y el trasvase de ambas sustancias  a través de la inspiración y la voluntad fueron los temas que centraron el inicio de este encuentro.
De hecho, la jornada se celebra en Carboneras porque la rambla del río Alías transmutada en la  Ákaba del cine magistral de Lean inspiró a Silva y Trujillo hace años para crear y dar nombre a esta editorial, una suerte de paso del desierto de Nefud.

Cine y escritura En primer lugar, el alcalde de Carboneras, Salvador Hernández,  dio la bienvenida a los participantes, locales y foráneos, y dio las gracias personalmente a Silva y Trujillo.
Hernández  recordó que desde los años 60 su pueblo “ha tenido un imán especial que ha atraído a la gente de la cultura y ha acogido a numerosos artistas de todos los órdenes”. El primer edil deseó que estas jornadas literarias “tengan larga vida y éxito a lo largo del tiempo”.
A continuación, Mario Sanz, el farero de Mesa Roldán, escritor y destacado colaborador cultural del municipio, repasó algunos de los personajes más destacados vinculados a la escritura, no solo la literaria, que prestaron atención a Carboneras. Algunos, como el botánico Simón de Rojas a inicios del siglo XIX. Sanz cruzó la línea de la documentación para imaginarse a Antoine de Saint-Exúpery sobrevolando regularmente con su avión la isla de San Adnrés en sus viajes entre Francia y Argelia, o evocó también a Juan Goytisolo en su época de “Campos de Níjar”. Sanz recordó a nómadas y a escritores actuales y al Club de Lectura de la biblioteca de Carboneras.  “Yo también soy nómada, hasta que en 1992 me convertí en okupa del paraíso”, concluyó.
  En tercer lugar, el periodista de LA VOZ Evaristo Martínez hizo un brillante y exhaustivo repaso a la vinculación del cine con Almería desde el primer rodaje por César Fernández Adarvín hasta el Exodus de Ridley Scott. Martínez destacó el  peso del paisaje insólito e irrepetible de Almería para transmutarse mágica y camaleonicamente en decenas de lugares distintos en la ficción.  Antes de acabar recitando el soneto de Aldous Huxley sobre la aridez almeriense, Evaristo Martínez recorrió las películas y  series de televisión  rodadas en Carboneras, principalmente  el de “Lawrence de Arabia”, que cambió tanto este pueblo como toda Almería.

Lorenzo Silva Tras dar las gracias por las intervenciones precedentes , el escritor madrileño tomó la palabra para  resaltar “la capacidad de Carboneraspara atraer la imaginación”. Aun más, “me agrada comprobar que hay ciudades como Carboneras que apuestan por la cultura como una seña de identidad”, afirmó. Silva relató su primer encuentro con Lawrence de Arabia en la ficci&oacu




Temas relacionados

para ti

en destaque