Carrera festiva por la normalidad en la Vera nudista

Más de cuarenta participantes recorren 3,3 kms por Veraplaya y el alcalde expresa su apoyo

Participantes ayer en Verao,469px);}<
Participantes ayer en Verao,469px);}<

Vera sacó a reivindicar ayer su esencia nudista y paseó su tradición naturista a unos tres minutos y treinta segundos por kilómetro. Lo hizo con una carrera, la segunda edición de la Carrera Nudista que se celebró  en un itinerario de 3 kilómetros y trescientos metros dentro de la urbanización Veraplaya. 
Participaron 44 corredores, todos desnudos, aunque las pocas mujeres podían llevar sujetador deportivo. La mayoría eran residentes, aunque también llegaron nudistas de otras provincias, como Valencia o Alicante, desde donde vinieron dos matrimonios. Al final, no hubo trofeos ni premios como el año pasado, porque la mayor recompensa fue el reivindicar el espíritu nudista de esta zona del levante y del municipio veratense, confesó su principal organizador,  Luis Pérez. Por ello, su alcalde, Jose Carmelo Jorge, se presentó con medio gobierno municipal y se dirigió a los asistentes con un mensaje claro de felicitación y de respaldo  a la comunidad nudista. “Hemos apoyado el nudismo, lo hemos demostrado y lo seguimos demostrando, por eso estamos aqui”, afirmó de viva voz.
El primer edil  aclaró lo que él denominó un “error” que saló a las páginas de LA VOZ hace días contra el nudismo en las playas. “Ya se ha solucionado y ha servido como propaganda gratis  porque me han llamado de toda España, de Europa y hasta de Australia. Ese error ha quedado en nada”, afirmó ante los asistentes que aplaudieron. 
 
Los ganadores  El ganador fue el mismo del año pasado, Luis Rafael Blanco, de Córdoba, veraneante habitual en Vera y que suele correr durante todo el año, la mayor parte de las veces vestido, como en Sevilla, Madrid o Málaga.
El segundo fue Diego García, natural de Antas, con 30 años. Para él era su primera carrera sin ropa. “Me estoy iniciando en el naturismo”, confiesa. Ha participado en Barcelona o en la media de Almería con regularidad.  Y el tercero es Rafael Solaz   venido desde Valencia expresamente y que suele correr por montaña. “Me hacía ilusión porque me gusta, conocía la carrera del años pasado”.
La primera mujer en cruzar la meta fue Aitziber Alonso, la misma ganadora del año pasado y veraneante desde que era un bebé y que habitualmente practica voleibol y taekwondo.  Al final, se entregó como recuerdo “un pareo conmemorativo”, toda una aparente paradoja.


 

más leídas

últimas de Provincia

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería