Luxeapers exporta ya el 99% de las alcaparras y aceitunas que envasa

Luxeapers exporta ya el 99% de las alcaparras y aceitunas que envasa

No es descartable que un almeriense de vacaciones en Santo Domingo se encuentre por la calle con un compatriota que porte un maletín con adhesivos de la empresa Luxeapers; y si  ha podido escaparse a las Seychelles, podrá encontrar alcaparras almerienses de esta firma en algún lineal de Tesco o de Wallmart, la mayor cadena de supermercados del mundo.
Hay en la Almería profunda, en esas zonas en donde cada vez vive menos gente, una empresa que es líder andaluz en encurtidos y que exporta el 99% de lo que produce.
Luxeapers, dedicada al envasado y comercialización de alcaparras y aceitunas, está en Nacimiento, y vende sus productos en 85 países. Ninguna otra empresa almeriense ni andaluza lo ha logrado- con permiso de Cosentino.
De la recolección al envasado
Tras realizar una inversión de 7 millones en una nueva fábrica, en plena crisis, la empresa propietaria, la marroquí Devico, pretende en dos años llegar a una facturación de 15 millones de euros y distribuir 30 millones de frascos por todo el mundo. En la actualidad, la compañía factura seis millones de euros y emplea a 30 personas.
La historia de Luxeapers arranca cuando sus propietarios, la familia Cascales de Gérgal dedicada a la recolección manual de alcaparras, percibe que hay mucho más negocio en el envasar y empezaron a hacerlo así en un almacén.
Van creciendo, empiezan a salir a promocionarse en el exterior, en el año 2000 inician una inversión en mecanización y aumentan el 50% la facturación, la mayor parte en el exterior.
En 2008, deciden vender  a Devico, uno de sus principales proveedores, un conglomerado empresarial con intereses en el sector alimentario en Marruecos, Canadá y Francia, donde es líder en almendra.
Ahora cuenta, Luxeapers, con una flamante instalación de 10.000 metros  y está diversificando las líneas de negocio a pepinillos de IV gama y en futuro otros productos como tomates deshidratados.
Compra la mitad de la producción que envasa en el norte de Africa y el resto en España. En Almería se provee de aceitunas el copillo, variedad artesanal.
El gerente, Sergio Viñolo, cree que la gran batalla del sector está en la diferenciación y en la logísitica, “en eso China es muy competitiva, a nosotros nos cuesta más barato traernos los ajos de China, donde un contenedor nos cuesta 600 euros, que enviar un camión a Logroño con un precio de más de 950 euros”.




 

Temas relacionados
Gérgal Cosentino Vacaciones Nacimiento Exportaciones

para ti

en destaque