La Junta crea un ‘comité de crisis’ para analizar cómo avanza la sequía

Se trata de un órgano similar al formado en 2020 con motivo de la pandemia del Covid-19

Los consejeros Antonio Sanz, Rocío Blanco y Arturo Bernal, ayer, tras el Consejo de Gobierno.
Los consejeros Antonio Sanz, Rocío Blanco y Arturo Bernal, ayer, tras el Consejo de Gobierno. Europa Press
Simón Ruiz 12:24 • 14 sept. 2022

La Consejería de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural de la Junta, que dirige la almeriense Carmen Crespo, creará una Comisión de Seguimiento de la Sequía.


Crespo Díaz avanzaba el pasado lunes, en una entrevista concedida a este periódico, que se trata de un órgano similar al constituido en la pandemia del Covid-19 en el Gobierno andaluz para contar con la opinión de expertos sanitarios a la hora de tomar medidas como las relativas a los confinamientos de la población o las limitaciones de movilidad entre territorios.


“La sequía nos ahoga y tenemos que analizar todos los aspectos de forma periódica y el avance de las inversiones en materia hídrica”, incidía la titular de Agricultura, que mantiene las competencias de Agua en esta legislatura.



Del contenido del acuerdo del Consejo de Gobierno de la Junta para instar al departamento de Carmen Crespo a crear esa comisión informó en una rueda de prensa posterior en San Telmo el consejero de Presidencia, Interior, Diálogo Social y Simplificación Administrativa, Antonio Sanz Cabello.


“Política efectiva”
Según el comunicado difundido por la Junta, esta decisión se adopta “para desarrollar una política efectiva dirigida a la mejora de la seguridad hídrica y a la mitigación de los efectos de la escasez de agua, afrontado así los retos que afectan a varios departamentos de la Administración de la Junta de Andalucía”.



En este sentido, además de la importancia del agua para el propio abastecimiento humano doméstico, el futuro órgano nacerá para el estudio y el análisis del impacto económico que puede tener la sequía vinculado a usos de agua, que afecta a sectores productivos de gran importancia en Andalucía como la agricultura y ganadería, pero también al turismo, la industria y el sector energético, y su posible repercusión sobre el medio ambiente.


Añadían fuentes oficiales que en estos meses, la Junta de Andalucía ha aprobado dos decretos de sequía destinados a paliar estos efectos al entender que todos los indicadores ponían de manifiesto la escasez de recursos en un año excepcionalmente seco. 



Así se ha recogido en las deliberaciones mantenidas en los comités de gestión y las comisiones para la gestión de la sequía celebrados en las distintas demarcaciones hidrográficas intracomunitarias de competencia autonómica. 


Estas actuaciones respondían a que las precipitaciones y aportaciones acumuladas se situaban incluso en algunas zonas por debajo de valores mínimos históricos, resaltaba la Administración autonómica en la referencia de los acuerdos del Consejo de Gobierno de ayer.


Obras en Almería
En el mismo Consejo se informó de la posición de la consejería que dirige Crespo Díaz sobre los fondos Next Generation para acometer obras hidráulicas pendientes por parte de la Junta y del propio Estado.


Así, se mantiene que se ha traslado al Ministerio de Transición Ecológica la necesidad de duplicar la capacidad de producción de agua de la desaladora de Carboneras.


“Es importante ejecutar otras actuaciones en materia hídrica que, en la mayoría de los casos, se declararon de interés general del Estado hace más de 10 años, como los tramos de conducciones de las presas de Rules y Siles, las actuaciones pendientes en las desaladoras del Almanzora y Campo de Dalías y la conexión de Tabernas con la Venta del Pobre. También se reclamó la bonificación del agua desalada, como mínimo a 0,30 euros, tanto para los regantes como para los municipios”, se detalla en el informe de la Consejería de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural.


Temas relacionados

para ti

en destaque