Zurgena

Horror en un refugio de animales: Cadáveres en neveras, sarna, desnutrición...

Una asociación almeriense es denunciada tras descubrir el estado de 120 perros

Uno de los perros rescatados.
Uno de los perros rescatados. La Voz
G. Mirón 09:56 • 19 ago. 2022

Lo que debería ser todo un hogar para el cuidado e incluso la recuperación de los animales era en realidad un infierno para todo ser vivo que entrara en él. Un refugio de animales situado en el Almanzora ha sido denunciado ante la Guardia Civil después de descubrir presuntamente en su interior más de cien perros prácticamente devorados por las garrapatas, enfermos y rodeados de suciedad.

Pero eso no es todo. Cuando voluntarias de otras asociaciones protectoras entraron en estas instalaciones y abrieron el congelador, siempre según la denuncia interpuesta, hallaron lo que se temían. La presencia de varios cadáveres de canes depositados sin más dentro del electrodoméstico. Los restos de algunos, incluso, se encontraban ya a la intemperie en avanzado estado de descomposición.

Las imágenes de las instalaciones ubicadas en Los Carasoles, en el municipio de Zurgena (previamente estuvieron situadas en Vera) a las que ha tenido acceso La Voz de Almería son devastadoras. Perros famélicos, en los huesos; otros repletos de tumores y enormes garrapatas y de las heridas que estas les han producido con el paso del tiempo… En ocasiones cuesta incluso reconocer que se trata de perros, escondidos tras los parásitos o por su extrema delgadez.

Al estado de los animales se le suma un agravante más: esta presunta protectora ha trabajado con varios ayuntamientos encargándose de la recogida de animales a los que, supuestamente, posteriormente se les daba un hogar mejor que el de la calle. Pero a tenor de las imágenes y según las protectoras denunciantes, eso estaba lejos de ser una realidad.

El presunto horror que los animales vivían dentro de este edificio fue descubierto después de que su responsable pidiera donaciones para su mantenimiento. Fue en ese momento cuando miembros de otras protectoras le dijeron que “podían ayudarle” pero que también lo harían “sacando algunos animales”, ha relatado en la Cadena SER Levante la responsable de la asociación protectora Nueva Vida de Huércal-Overa, Elisa Martín.

“Cuando llegaron a sacar algunos animales lo que vieron allí fue un auténtico horror porque estaban en un estado de negligencia y abandono total”, de modo que lo primero que hicieron fue sacar “a los animales cuya vida peligraba”, asegura.

Y tras las incesantes visitas al veterinario para comprobar el estado de los aproximadamente 120 animales rescatados de una presunta asociación de rescate -qué paradoja-, el diagnóstico estaba claro. “Todos los animales que se han sacado de allí están enfermos. No es solo que estuvieran infestados de garrapatas, es que esos parásitos transmiten enfermedades por lo que vienen muy enfermos, con sarna, desnutridos, enfermedades de la piel… Terrible”, narra Elisa.

La única nota positiva ha sido la manera en la que el resto de protectoras (las que sí se pueden llamar como tal) de toda la provincia se han volcado para solucionar esta situación asumiendo a los animales que cada una ha podido y ayudando dentro de sus limitaciones.

En cuanto al trabajo realizado en pueblos de la zona por esta entidad, Elisa ha manifestado que los ayuntamientos “están también muy sorprendidos y muy apenados porque no sabían que fuera así, nadie va a permitir esto si lo sabe” aunque ha advertido que cuando las instituciones confían en terceros para una labor así deberían cerciorarse “de ver dónde van los animales” y de “cómo están cuidados”.

Con la denuncia ya en manos del Seprona y de la Guardia Civil, lo que ahora esperan desde las protectoras es “que la justicia esta vez se lo tome en serio porque estos presuntos delitos de maltrato animal se suelen penar de forma muy leve pero esperemos que se lo tomen en serio porque clama al cielo y además ha habido dinero del contribuyente de por medio”.






Temas relacionados

para ti

en destaque