Francisco Parra, el almeriense que mide el ozono de la atmósfera

El astrofísico organiza diferentes observaciones del cielo con telescopio en la provincia

Francisco Parras en una imagen del programa de Canal Sur Andaluces por el Mundo, en Puerto Rico.
Francisco Parras en una imagen del programa de Canal Sur Andaluces por el Mundo, en Puerto Rico. La Voz
M. Ginés / G. Mirón
11:13 • 03 ago. 2022

Francisco Parra Rojas, licenciado en astrofísica y doctorado en Astronomía y Ciencias planetarias es natural de Cuevas del Almanzora, y actualmente se encuentra sumergido en su trabajo, el almeriense es investigador superior en La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).


“Llevo dos años trabajando en la AEMET, en un proyecto financiado por la Agencia Espacial Europea, donde estamos calculando cuanto se equivocan los instrumentos que miden el ozono”.

El ozono es una capa muy fina que nos protege de la radiación ultravioleta solar, “muy dañina para la piel, por este motivo es muy importante medir la cantidad de ozono y saber cuánto se equivoca el instrumento que lo mide. Mi misión es caracterizar el instrumento, saber cuanto se equivoca y mejorar la medida de ozono. “Necesitamos que la incertidumbre sea del 1% o inferior” explica Parra Rojas.



Hoy en día no se habla del famoso agujero de la capa de Ozono, a lo que el astrofísico contesta, “no se habla porque se ha recuperado bastante, en el año 84 en el protocolo de Montreal, los países se pusieron de acuerdo en eliminar los clorofluorcarbonatos de los espráis y se consiguió reducir o eliminar estas sustancias que duraban 20 años en la atmósfera y destruían el Ozono y se ha conseguido reducir el agujero de la Antártida".

Ahora, según relata Parra está ocurriendo un fenómeno "un tanto raro, en el que se está viendo un pequeño agujero en la zona tropical, no se sabe porqué, por eso es muy importante seguir invirtiendo en investigación para conocer posibles nuevos sucesos” recuerda el astrofísico.

Dentro de muy poco adelantaba Parra, comienza otra aventura en su vida profesional, a unos miles de kilómetros. Aunque puntualizaba, “no es nueva para mi, porque ya hice mi postdoctorado allí pero sí, me voy como Catedrático asociado de físico en la Universidad Interamericana de Puerto Rico, en cuanto me llegue el visado volaré hasta allá”.


Y entre tanto trabajo, el astrofísico, Francisco Parra va a ser el protagonista de unas actividades que han atraído a muchísimas personas hasta Pulpí, porque son más que recomendables.

La primera cita tuvo lugar anoche en las inmediaciones de la Geoda de Pulpí y el jueves se podrá disfrutar de nuevo de la observación de las estrellas en el Castillo de San Juan de los Terreros.

Para facilitar el proceso de observación del cielo, el astrofísico lleva dos telescopios robóticos y para que los asistentes se metan de lleno en el mundo del universo el astrofisico cuenta la mitología de las constelaciones y enseña algunas de las constelaciones más representativas de esta época estival.

“Sobre todo, vemos el cielo, vemos estrellas binarias, alguna galaxia, vemos cúmulos de estrellas y aprovechando la buena temperatura y el buen cielo de este pueblo vemos muchas lluvias de estrellas” enumera el astrofísico.






Una de las constelaciones del verano que más destacan son según Parra Rojas son Escorpio y Sagitario, también las constelaciones del cisne, casiopea, el águila, el delfín o la corona boreal, “son algunas las constelaciones más bonitas” detalla el observador del cielo.

Y es que, según ha observado Parra, hemos perdido a lo largo de los milenios esta observación del cielo, hoy día a penas nadie podría identificar las constelaciones o la vía láctea. “Todos vivimos ya en ciudades y se hace muy difícil que podamos observar el cielo, algunos niños nunca han visto la vía láctea y en sitios tan pequeñitos como Terreros se puede ver la Vía láctea” concluyó.


Temas relacionados

para ti

en destaque