Carboneras

Muere el gato que apareció con una botella pegada a la cabeza

El partido animalista PACMA hace un llamamiento a posibles testigos para aclarar los hechos

Imagen del gato atrapado.
Imagen del gato atrapado. La Voz
G.M. / La Voz
11:07 • 08 mar. 2022

Un nuevo caso de maltrato animal en la provincia de Almería ha causado una indignación generalizada en las ultimas horas. Un acto deleznable que según se dio a conocer en redes sociales tuvo lugar en la localidad de Carboneras, donde uno o varios individuos decidieron poner pegamento en un trozo de botella de plástico en la que quedó atrapada un gato.

Pese a que el gato había resultado malherido, aún cabía la esperanza de que pudiera recuperarse y salir adelante, aunque finalmente no ha sido así. El Partido Animalista PACMA ha difundido la noticia del fallecimiento de un gato callejero que apareció con una botella pegada con pegamento a la cabeza en Carboneras.

El animal pudo ser rescatado pero su estado de salud era muy grave. Presentaba, además, síntomas de envenenamiento, heridas infectadas, abrasiones y carne en estado de putrefacción que dejaba entrever la tráquea. La formación política se reunirá con el Ayuntamiento por este caso.

PACMA solicitará la implicación al Ayuntamiento para la investigación y persecución de los maltratadores de animales en su próxima reunión. En este caso, ha sido un gato habitante de una colonia felina el que ha sufrido las consecuencias de la falta de educación y la desprotección sistemática de los animales. El animal había sido visto varios días antes de su captura pero, debido a su carácter no sociable, su rescate se retrasó.

"Una botella recortada fue el artefacto que alguien embadurnó de pegamento y, posiblemente, rellenó de comida para hacer que el animal, hambriento, quedase adherido sin posibilidad de quitárselo. Tras varios días sin poder comer ni beber, su estado de salud se deterioró al punto en que fue imposible hacer nada por su vida", lamentan desde el partido.

"No se descarta que la comida que estaba en la botella estuviera impregnada de algún veneno", comenta Eduardo Milla, coordinador de PACMA en Almería, debido a que el animal presentaba síntomas compatibles con el envenenamiento. Además, tenía varias heridas con gusanos y abrasiones en la cara.

La formación política explica que se precisa de forma urgente un aumento de la implicación administrativa para frenar estos casos. "Hay que hacer inciso en que la población atienda y entienda a los animales, y desmentir muchos mitos que existen sobre los gatos de forma particular", afirman, "pero esto debe ir acompañado de una acción efectiva por parte de las autoridades y el desarrollo real de los expedientes por maltrato animal".

El Partido Animalista también ha remarcado su preocupación por la nueva reforma que se contempla para el Código Penal, según la cual los maltratadores tampoco entrarían en prisión ni siquiera en casos en los que las víctimas hubieran fallecido, ya que se prevé un máximo de 24 meses; justo el límite para no pisar la cárcel y siendo esta condena sustituible por una multa.

PACMA también realiza un llamamiento, animando a que posibles testigos de lo sucedido puedan dar cuenta a las autoridades competentes con el objetivo de efectuar la pertinente denuncia.






Temas relacionados

para ti

en destaque