Las obras del tramo La Concepción-A7 Almanzora alcanza ya el 20% de ejecución

Carazo ha visitado las actuaciones, donde en total la Junta ya ha invertido 50 millones

La consejera de Fomento ha visitado las obras.
La consejera de Fomento ha visitado las obras. La Voz
La Voz 12:03 • 19 feb. 2022

La obra del tramo La Concepción-A7 de la Autovía del Almanzora marcha a buen ritmo y que ya se encuentra al 20 por ciento de ejecución. Así lo ha anunciado la consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, en su visita a las actuaciones. En tres años, la Junta de Andalucía ha invertido 49.654.854 euros para la finalización del que será el corredor de comunicación principal de la denominada comarca del mármol en Almería con la Autovía del Mediterráneo (A-7).


Carazo, acompañada por el director general de Infraestructuras, Enrique Catalina, y la delegada de Fomento en Almería, Eloísa Cabrera, ha recordado que el actual Gobierno andaluz ha dado un impulso a esta infraestructura, con la ejecución y finalización del tramo El Cucador-La Concepción, que finalizó en otoño pasado y el inicio el pasado verano del tramo clave para la conexión con la A-7.


La consejera ha resaltado que “se está demostrado con hechos que el Gobierno de Juanma Moreno hablaba en serio cuando afirmó hace dos años y medio que culminaría las obras de la Autovía del Almanzora en Almería al tratarse de un proyecto estratégico”. Además, Carazo ha reiterado que con el nuevo gobierno andaluz se trabaja “de forma seria y rigurosa”. “Se acabaron las falsas promesas, que se cuentan por lustros desde mediados de los ochenta”, ha añadido.



El tramo en ejecución, que se adjudicó a finales de julio de 2021 a la UTE formada por las constructoras San José, Eiffage y Pérez Jiménez por 24 millones de euros, cuenta con una longitud de 3,6 kilómetros y un plazo de ejecución de 22 meses, ha relatado la Consejería en un comunicado.


A lo largo del trazado, se hace necesaria la ejecución de dos nuevos enlaces, situados al inicio y al final del tramo. El primero estará situado en el kilómetro 3,2 de la nueva autovía para facilitar el acceso a la nueva central fotovoltaica y las pedanías de La Concepción y El Palacés y será de tipo diamante con pesas (glorietas). El último enlace sirve de conexión entre la nueva autovía A-334 y la A-7, con una tipología más compleja, ya que también incluye la conexión de la AL-7106 con ambas autovías y con la zona de servicios situada en la calzada derecha (dirección Murcia) de la A-7. El trazado salva a su paso el Barranco del Muerto mediante un viaducto de 45 metros.



En estos meses se han desarrollado las labores de desbroce, excavación, saneo y relleno en el tronco de la nueva autovía, se ha completado la colocación de las cinco obras de drenaje transversal previstas en el tronco y se está avanzando en la construcción de dos estructuras del tronco: la ya mencionada del Barranco del Muerto y la situada en la Vereda de la Cuesta Blanca.


En la estructura E-8 (Vereda de la Cuesta Blanca), tanto los dos estribos como las dos pilas del paso superior se encuentran ya hormigonadas casi en su totalidad, por lo que que se colocarán las vigas en breve, mientras que en la estructura E-9 (Barranco del Muerto) ya se ha finalizado la construcción de la cimentación de escollera sobre la que apoyarán los dos estribos, y se está realizando la puesta en obra de la tierra armada.



Además, se está colocando la valla de cerramiento provisional en los márgenes de la autovía A-7, de forma que, una vez colocada, pueda desmontarse la existente y trabajar en las zonas de enlace y solape con dicha autovía, así como también se ha comenzado con la reimplantación de especies arbóreas (en este caso, olivos), que han sido trasplantados a diversas zonas del tramo anterior, tras las correspondientes autorizaciones.


Se ideó en 1986

La autovía del Almanzora se ideó en 1986, cuando se incluyó su recorrido en la elaboración del Plan General de Carreteras de Andalucía como un tramo de conexión de la autovía del Mediterráneo con la autovía Sevilla-Granada, aunque sin inversiones concretas en varios tramos ni previsión temporal. No fue hasta el año 2005 cuando se puso la primera piedra de esta infraestructuras que se incluyó en los sucesivos planes de infraestructuras con el compromiso de su finalización.


Lejos de finalizar las obras, según indica el comunicado, la Junta de Andalucía incluyó la Autovía del Almanzora dentro de su plan de ajuste para reducir el déficit público en 2010. En marzo de 2012 se firmó el contrato, mediante colaboración público privada, para la construcción, conservación y explotación del tramo entre Purchena y la A-7. El contrato incluía la conservación durante 30 años desde el inicio de las obras de todos los tramos entre Purchena y la A-7, los ya puestos en servicio y los que estaban entonces en fase de obra adjudicada a otras empresas. Años después, en 2018, el anterior Gobierno de la Junta tomó la "decisión política de resolver el contrato con una indemnización de 16,6 millones".


Temas relacionados

para ti

en destaque