La vida brota en el Hospital de Poniente: cada día nacen seis bebés

El equipo de Ginecología y Obstetricia del hospital está integrado por 115 profesionales

Los profesionales encargados de traer los bebés al mundo en el Poniente.
Los profesionales encargados de traer los bebés al mundo en el Poniente. La Voz
La Voz 13:07 • 29 ene. 2022

El equipo humano de la Unidad de Ginecología y Obstetricia del Hospital de Poniente está integrado por 115 profesionales, entre los que se incluyen especialistas en Ginecología y Obstetricia, matronas, enfermeras, especialistas internos residentes, auxiliares de enfermería y personal celador y administrativo.


Este conjunto de profesionales ha atendido 2.250 partos durante 2021, que han supuesto el nacimiento de 2.274 bebés. La mayor parte de los alumbramientos (1.849) se han producido de forma natural, mientras que en 401 casos el parto ha concluido con la realización de una cesárea, se indica en nota de prensa.


Además de la atención en el paritorio, el Hospital de Poniente ha atendido en el último año más de 17.895 consultas de Obstetricia, de las que 2.930 han sido primeras visitas; y 15.795 consultas de Ginecología, con 5.412 primera visitas y más de 10.000 revisiones.



En el apartado de la actividad quirúrgica, la unidad ha visto incrementado en un 14,5% el número de intervenciones en un año que también ha estado marcado por la situación de pandemia que vivimos. Desde el servicio de Ginecología se han realizado 1.998 intervenciones quirúrgicas, de las cuales 916 han sido operaciones de carácter urgente; 296 cirugías programadas que han requerido el ingreso posterior de la paciente; 633 intervenciones de Cirugía Mayor Ambulatoria (CMA) y 153 de Cirugía Menor Ambulatoria (cma). Para la realización de estas intervenciones y la atención en consultas, la Unidad de Ginecología y Obstetricia del Hospital de Poniente ha realizado más de 27.300 procedimientos diagnósticos especial, entre los que destacan 14.812 ecografías obstétricas y más de 10.600 ginecológicas.


Atención obstétrica



A lo largo de los últimos años en el ámbito de la atención obstétrica, el servicio ha impulsado el trabajo en ámbitos como el diagnóstico prenatal, con la incorporación de nuevos métodos de detección; la actualización de los protocolos de atención de patologías prevalentes durante el embarazo; la creación de consultas multidisciplinares de patología prenatal o incluso el desarrollo de un protocolo específico para la atención a gestantes con coronavirus.


En Ginecología destaca: el ´acto único´ en consulta --el 89´94% en 2021-- por el que la paciente ve diagnosticado y tratado su problema de salud sin necesidad de acudir a consultas sucesivas ni a quirófano en algunas ocasiones; la cirugía de suelo pélvico; la atención a pacientes con cáncer ginecológico o mamario con la oferta de cirugía reconstructiva en la misma intervención a aquellas pacientes que se someten a una mastectomía y; la implantación de técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas como es la cirugía vía laparoscópica aplicada a un número creciente de patologías y aportando las ventajas que supone como alternativa a la cirugía abierta.



La responsable de la Unidad de Ginecología y Obstetricia en el Hospital de Poniente, Mª Dolores Sánchez Piedra, refiere que "más de dos tercios de los cánceres ginecológicos tratados en el Hospital de Poniente se intervienen por laparoscopia" y explica que "se trata de abordajes quirúrgicos de alta resolución que se aplican tanto en aquellos procesos de mayor gravedad por su carácter oncológico, como en patologías no oncológicas lo que supone un importante beneficio para las pacientes por una recuperación más rápida, menor riesgo de infecciones, disminución del dolor asociado a una cirugía menos invasiva junto a una mayor satisfacción por el menor tiempo de ingreso hospitalario y más calidad asistencial".


Humanización

Una de las señas de identidad de la Unidad es el compromiso con la humanización. Sánchez ha explicado que "trabajamos para permitir un parto menos invasivo, menos de la técnica y más de la familia, así como una atención más cercana a la mujer que enferma, a la que se opera, a la que da el pecho o a la que necesita un consejo de salud". Sus profesionales han desarrollado un protocolo para la atención a las familias que han de hacer frente a un duelo perinatal, que incluye tanto una guía para los propios profesionales, como información para las familias.


La Unidad de Ginecología y Obstetricia dispone de ocho paritorios preparados para permitir todo el proceso del parto, dilatación, expulsivo, alumbramiento y recuperación en un mismo espacio físico integrado y completamente equipado con monitorización fetal y maternal, telemetría y terapia intravenosa además del equipamiento y el mobiliario necesario para que la mujer pueda dar luz en la posición que le resulte más cómoda. Estas habitaciones disponen de un aseo individual y accesible con lavabo, inodoro y ducha para que la mujer pueda beneficiarse del efecto calmante del agua caliente durante la dilatación.


La decoración, la iluminación y el sistema de climatización, de carácter regulable, están igualmente pensados para que las futuras madres se encuentren en un ambiente más acogedor. Además, uno de estos espacios dispone de una bañera para facilitar la dilatación y parto de agua siempre que las condiciones garanticen la seguridad del proceso.


La zona de hospitalización de Puérperas está integrada por 19 habitaciones individuales, situadas en la planta baja del hospital, concebidas para la recuperación de la mujer y su bebé, en un ambiente mucho más relajado y dotado de mayor intimidad. La dotación y mobiliario de las habitaciones permite el inicio de los cuidados del recién nacido, y facilita el acompañamiento por parte de los familiares. También cuenta con un Hotel de Madres, para aquellas situaciones en las que los recién nacidos precisan de ingreso.


En el ámbito de las Consultas Externas se cuenta con una decena de consultas que ofrecen amplio espacio y confortabilidad. Además se dispone de una consulta específica adecuada para llevar a cabo procedimientos ginecológicos quirúrgicos en régimen ambulatorio como el caso de conizaciones e histeroscopias, ya sea con objeto diagnóstico o diagnóstico-terapéutico para el tratamiento de diferentes patologías uterinas: miomas, pólipos, fibromas o adherencias principalmente evitando la hospitalización y paso por el quirófano de las paciente


Temas relacionados

para ti

en destaque