Pasaporte falso y enviando marihuana en un hotel: cárcel para un ciudadano chino

Los envíos se realizaban desde un hotel de Roquetas de Mar

Imagen de archivo de la Ciudad de la Justicia.
Imagen de archivo de la Ciudad de la Justicia.

El Juzgado de lo Penal número 5 de Almería ha condenado a cuatro años de prisión a un ciudadano chino que fue hallado en posesión de un pasaporte falsificado acusado de haber enviado casi 44 kilos de cogollos de marihuana a través de distintas empresas de paquetería desde un hotel de Roquetas de Mar (Almería) donde fue sorprendido cuando trataba de remitir una última remesa.


La sentencia, consultada por Europa Press y dictada en firme tras el reconocimiento de los hechos, impone al acusado tres años y medio de prisión por un delito contra la salud pública y otros seis meses más por un delito de falsificación de documento público, por lo que además deberá abonar una indemnización de 200.000 euros así como una multa de seis meses a razón de tres euros diarios.


El hombre, de unos 33 años, fue sorprendido el 12 de noviembre del pasado año junto a un menor de edad por agentes de la Guardia Civil que se encontraban de servicio en las inmediaciones del hotel situado en la Avenida Juan Carlos I de Roquetas de Mar, donde estaba hospedado.



El acusado se encontraba trasladando a un taxi que previamente había solicitado tres paquetes de gran tamaño que iban a ser enviados a Leicester (Reino Unido), Coventry (Reino Unido) y a Villeneuve Saint (Francia) a través de una empresa de transportes. Tras examinar el contenido, se hallaron cogollos de marihuana envueltos en bolsas herméticas de plástico.


En concreto, se hallaron tres paquetes de 7, 8,3 y 5,7 kilos de cogollos de cannabis que, conjuntamente, habrían alcanzado un valor en el mercado ilícito de 123.800 euros. Asimismo, cuando el acusado, portaba un pasaporte de Japón expedido a nombre otra persona "sin sello de visado" y que había sido "fabricado de manera ilegítima". Dicho documento fue usado para registrarse en el hotel.



Los agentes encontraron entre las propiedades de W.G.W. varios resguardos correspondientes a envíos efectuados tres días mediante otras tres empresas de envíos con destino Reino Unido que fueron interceptados e incautados por la Guardia Civil con 18,2 kilos de cannabis en total, que habrían alcanzado un precio de más de 33.800 euros en el comercio negro.

 

Temas relacionados
Tribunales Marihuana

para ti

en destaque