El frío siberiano lleva a la provincia a vivir su particular ‘semana blanca’

El frío siberiano lleva a la provincia a vivir su particular ‘semana blanca’

Almería pasa por ser uno de los lugares de Europa con los inviernos más suaves, una zona en la que es difícil registrar temperaturas por debajo de los cero grados, salvo en las cumbres y sierras más elevadas. Pero toda regla tiene su excepción y una vez al año, aunque no todos los años, la provincia vive su particular ‘semana blanca’.

Las olas de frío de mayor intensidad, las que proceden de la lejana Siberia, se reproducen normalmente cada siete años. Y así fue que a principios del mes de febrero de 2005 se produjeron precipitaciones de nieve en lugares tan inhabituales como la capital, el puerto deportivo de Aguadulce o la urbanización almeriense de Almerimar.

Un periodo de siete años
Y justo siete años después, en los primeros días de este mes de febrero, los fríos suberianos volvían a hacer acto de presencia en Almería, sólo que en esta ocasión la escasez de precipitaciones ha hecho que la acumulación de nieve haya sido mucho menor que en olas anteriores.

A pesar de ello, la provincia se cubría de un notable manto blanco en la mayor parte de las comarcas montañosas. Esta vez la nieve no alcanzó las costas, aunque sí un frío seco que sorprendió a los almerienses por su intensidad al llegar acompañado de vientos de componente norte. Es el fenómeno conocido como ‘sensación térmica’, que supone que en presencia de viento, con temperaturas de cero grados, se experimenta un frío similar al que pudiera hacer con temperaturas cuatro o cinco grados por debajo de cero.

Ha sido ese frío intenso y ese viento el que han generado algunas de las imágenes que nos ha dejado la ‘semana blanca’ almeriense. Se aprecia con claridad en el hielo de las fuentes, que reflejan a la perfección el efecto de dos características de la ola siberiana, según explica uno de los miembros del grupo almeriense Cazatormentas, Eduardo Romay: “un frío intenso que hace que se congele el agua y un viento que crea las espectaculares formas que se ven en esos hielos”.

Sin dudas las cumbres montañosas han sido las que han arrojado valores más bajos en la serie de las temperaturas. Los Cazatormentas han medido en esta última semana más de 17 grados bajo cero en el Calar Alto, con máximas que no han bajado de los ocho bajo cero en los días más fríos de esta última semana y media.

Comarcas como las del Almanzora, Nacimiento, Los Vélez o el Alto Andarax han sido las más afectadas por el temporal porque además en esas zonas se registraron precipitaciones moderadas que dejaron campos y pueblos tintados de blanco.

Más información en la edición impresa.
 

más leídas

últimas de Provincia

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería