Mueren seis cachorros abandonados y enfermos de parvovirus

Iban en cajas, junto a un perro de avanzada edad, también en condiciones “lamentables”

Imagen difundida por la Huella Roja de los animales abandonados.
Imagen difundida por la Huella Roja de los animales abandonados. La Voz

La historia se repite. Una camada de seis cachorros fue abandonada hace unos días a las puertas de La Huella Roja, protectora de animales de la provincia. No iban solos, en cajas de plástico, cerradas con alambres y depositadas en este refugio, también había una hembra adulta que parecía ser la madre y un perro 'abuelo' de unos 10 años. El estado de salud de todos ellos era lamentable, según ha explicado este colectivo en sus redes sociales.


Los cachorros, que dieron positivo en parvovirus (una enfermedad viral), no han podido sobrevivir y han muerto mientras recibían la atención sanitaria necesaria. "Al ser tan pequeños venían también con parásitos internos y en estado lamentable", han afirmado desde la Huella Roja.


En apenas unas horas, los seis cachorros han muerto en la clínica veterinaria en la que se les ingresó para ser tratados de una cepa muy agresiva de parvovirus.



Una atención sanitaria que suponía un elevado coste para este colectivo, que pedía colaboración ciudadana a través de sus redes sociales. "Os rogamos ayuda económica, cada día que estén ingresados son 300 euros (50 cada uno)", explicaban, a la vez que buscaban hogares a estos cachorros mientras ellos luchaban por sus vidas.


Esta camada no fue abandonada sola, iba junto con un perro de unos 10 años que presentaba un estado "lamentable". "Apenas se puede sostener, no puede alimentarse por si mismo debido a la gran infección que presenta en la boca, además de numerosos problemas en la piel, oídos y uñas", han denunciado desde la Huella Roja.





El animal dio negativo en leishmania, aunque padece otras enfermedades como filaria erlichia y anaplasma. "Esto nos hace pensar que su estado es debió a haber vivido entre suciedad, sin apenas poder moverse, sin cuidados básicos y alimentándose de cualquier cosa", ha afirmado este colectivo.


Opi, como ha sido bautizado, se recupera gracias a los cuidados recibidos desde esta protectora de animales. "Aún está muy débil y queda un largo camino para que esté totalmente recuperado pero gracias a la ayuda de todos vosotros seguro que lo conseguirá", ha apuntado esta protectora de animales.



La Huella Roja lanza un mensaje a los almerienses: "No podemos más, ni mental, ni emocionalmente, apenas tenemos espacio disponible y las facturas  se nos acumulan".

 

Temas relacionados
Maltrato Animal

para ti

en destaque