Níjar exige reestablecer el bus escolar del CEIP Atalaya

La moción fue aprobada en el pleno y se dio un “tiempo prudencial para dar una solución”

Imagen de un pleno del municipio nijareño.
Imagen de un pleno del municipio nijareño. La Voz

El Ayuntamiento de Níjar ha dado trámite a la moción aprobada en el pleno del pasado 17 de septiembre, presentada por el PSOE y aprobada por la unanimidad de todos los grupos (PP,VOX y Adelante Níjar), para exigir a la Junta el "restablecimiento" del bus escolar para niños con necesidades específicas de apoyo educativo que asisten al CElP Atalaya de la Villa de Níjar, y que contaba con un monitor para ellos durante los recorridos, según informa el Ayuntamiento. 


“Se trata de niños con necesidades muy específicas, desde autismo a otras patologías que los hacen diferentes y que por ello necesitan de una atención concreta. Obligarles a ir con el resto de alumnos, someterles a cambios horarios y otras consecuencias de la eliminación de la ruta, es sencillamente retroceder años en el tratamiento del que son objeto y tirar por tierra el trabajo que durante esos años vienen realizando sus profesores”, afirma la alcaldesa Esperanza Pérez.


La moción, presentada por el PSOE de Níjar, ha sido formulada según “el requerimiento de los padres, y antes de su sometimiento al pleno”, desde el Ayuntamiento se mantuvo “contacto con la delegación de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía en Almería, llegando al acuerdo de no dar mayor publicidad a la situación a fin de encontrar una solución desde el consenso”, indica el consistorio. 



“Los padres están padeciendo una situación terrible viendo cómo afectan estos cambios a sus hijos, que son niños y de unas condiciones muy específicas. Y ha pasado el tiempo prudencial o tregua que dimos, que lo llamen como quieran, pero no vamos a permitir que los tijeretazos que Ciudadanos permite que el gobierno de la Junta les mete a sus consejerías, nos conduzca a los pueblos con una merma de servicios públicos por los que ya habíamos luchado durante mucho tiempo hasta conseguirlos. Y éste en concreto es un servicio público que ha estado funcionando desde hacía cinco años”, explica la primer edil.


Según los expertos a los que se han sido consultadas las consecuencias de estos cambios de hábitos, el hecho de acudir a las instalaciones escolares a través del servicio ordinario de transporte existente implica que la duración del recorrido es mayor, puesto que se incrementan las paradas y los tiempos de ascenso y descenso al vehículo al ser un mayor número de niños.



Del mismo modo “se ven obligados a quedarse en el comedor escolar y en el patio hasta la hora de partida de los autobuses que los lleven de vuelta sus paradas, con la consiguiente alteración de sus rutinas diarias. Esta alteración, en opinión de docentes consultados, es sumamente importante y perjudicial para estos casos tan específicos”, indican.

 

Temas relacionados
Níjar Plenos Colegios

para ti

en destaque