Mojácar

Veraneantes de Mojácar elogian en una carta la labor de un socorrista

Los visitantes de Marina de la Torre no han querido marcharse reconocer a Carlos Cedarri

Carlos Cedarri, en la playa de Mojácar.
Carlos Cedarri, en la playa de Mojácar. La Voz

Con la temporada turística apunto de finalizar, muchos veraneantes vuelven a su rutina diaria regresando a sus hogares. Los vecinos de Marina de la Torre no han querido marchar del municipio sin manifestar al Ayuntamiento de Mojácar su agradecimiento al socorrista que ha estado vigilando sus playas todo el verano, Carlos Cedarri.


“A lo largo de todo el verano, ha mostrado su profesionalidad, digna del mayor elogio”, comienzan los vecinos en el escrito presentado ante el Consistorio, apoyado por multitud de firmas. 


Continúan resaltando  “su amabilidad, sus consejos, sobre todo a niños o jóvenes , la ayuda a mayores y no tan mayores con algún tipo de dificultad, actuaciones que en algunos casos exceden de las propias del puesto que desempeña.”.



Carlos Cedarri hace casi veinte años que se dedica al socorrismo y en su haber más de cien rescates. Es un enamorado de su trabajo, lo que le hace darse el máximo posible en su labor diaria.


Es la primera vez que trabaja en Mojácar. Se ha sentido muy cómodo y muy arropado por sus bañistas. No dudaría volver la próxima temporada.



Ha trabajado por toda España y en otras partes del mundo, de hecho, su titulación es internacional y le permite trabajar en cualquier lugar pero se “ha enamorado de Mojácar, tiene algo especial y ahora con todos los amigos que he hecho, más aún”.


Como fanático del mar y de su trabajo, antes de comenzar su jornada recorre la zona de playa bajo su vigilancia, nadando, reconociendo los cambios que hayan podido producirse y que supongan un peligro para sus bañistas. Luego comienzan las dinámicas rutinarias de socorristas: en la silla, sin perder de vista a las personas que están en el mar, o bien recorriendo a pie la orilla, especialmente en las zonas más peligrosas, siempre en contacto directo con los usuarios de la playa.

Han tenido varios rescates de bañistas, algún que otro kaitsurfista en apuros, sin grandes consecuencias en ningún caso, pero en lo que más ha incidido ha sido con la prevención, explicando a los bañistas las normas y por qué es necesario su cumplimiento así como los posibles peligros en caso de su inobservancia.


Su labor la realiza a través de la empresa Cooperación 2005 S.L., que ha firmado un acuerdo para la vigilancia de las playas con el Ayuntamiento de Mojácar. 


En virtud a este acuerdo, este verano, las playas de Mojácar han contado con 35 socorristas, 3 patrones para las dos embarcaciones disponibles y 2 coordinadores. Han aportado motos de agua, una ambulancia, un 4x4 y otros vehículos que han sido de gran utilidad a lo largo del verano y que se han sumado a los medios técnicos y humanos que dispone el Ayuntamiento.


Un verano tranquilo, gracias al excelente trabajo de todos ellos, sin incidencias dignas de mención y sin que haya habido que lamentar ningún accidente grave.

 

Temas relacionados
Mojácar

para ti

en destaque