Mojácar

Mojácar llevará a cabo un Plan General de Investigación en Mojácar la Vieja

El Ayuntamiento y Memolab presentaron los resultados de la campaña 2021 el pasado jueves

Presentación de los resultados de la campaña 2021 en la Plaza del Frontón.
Presentación de los resultados de la campaña 2021 en la Plaza del Frontón. La Voz

MemoLab, el laboratorio de Arqueología  biocultural de la Unviersidad de Granada y encargada del proyecto de recuperación de Mojácar La Vieja, presentó a los vecinos de Mojácar las conclusiones obtenidas en esta campaña de excavación de 2021.


Pese a que en un principio se trataba de una labor de consolidación y protección de los descubrimientos realizados en anteriores campañas y a su corta duración, diez días, disponibles para este año, los treinta arqueólogos que han trabajado en Mojácar la Vieja, han realizado, además de esta consolidación,  nuevos e interesantes descubrimientos que refuerzan, apoyan y dan nueva luz a las investigaciones realizadas hasta el momento.


La presentación se realizó en la Plaza del Frontón, al aire libre, por motivo de las medidas sanitarias del Covid-19. Estuvieron presentes la Alcaldesa de Mojácar, Rosa María Cano, los miembros de su equipo de gobierno y numeroso público que, como en todos los actos realizados con respecto a Mojácar la Vieja, no quisieron perderse las novedades que cada año se producen y que goza del cariño e interés de todos los vecinos.



Emmanuel Agüero, Concejal de Turismo, área que está impulsando este proyecto, abrió la presentación destacando la excelente labor y el máximo aprovechamiento de esta campaña resaltando la importancia que este proyecto tiene como atractivo turístico, dentro del ámbito cultural para Mojácar y que viene a sumarse a otras iniciativas como el turismo familiar, deportivo y turismo activo. Una diversificación que tiene su objetivo en ampliar la oferta de la localidad como destino turístico.


El Ayuntamiento de Mojácar llevará a cabo un Plan General de Investigación, con una duración de cuatro años, para formalizar la actuación arqueológica y puesta en valor definitiva de la importancia de Mojácar la Vieja, con el que se podría disponer del reconocimiento, ayudas y diferentes subvenciones de las instituciones implicadas.



Por su parte, José María Civantos, Director de Memolab, también quiso resaltar su agradecimiento al Ayuntamiento de Mojácar y a la Fundación Valparaíso como responsables y patrocinadores del proyecto, así como la participación y el interés de todos los vecinos de Mojácar, la colaboración y apoyo que han recibido todos los arqueólogos colaboradores en esta y en todas las campañas realizadas hasta el momento, su impacto positivo en el municipio, en la comarca y a nivel provincial, teniendo gran repercusión en los medios de comunicación y a nivel institucional como la visita de la Viceconsejera y la Delegada de Cultura  que mostraron su grata sorpresa ante el gran potencial patrimonial que tiene Mojácar la Vieja.


Hay dos zonas sobre las que están trabajando los arqueólogos desde el  principio: la parte superior del cerro donde se encuentra el aljibe, que todo el mundo conocía y que ya desde la primera campaña se ha descubierto disponía de una segunda muralla con dos torres desaparecidas; un aljibe más, situado en el sótano de una de ellas, así como estancias para la guardia y almacenaje de material de defensa, incluido una zona de oración. Era un lugar destinado sólo para la guardia. 


En este punto han encontrado un vertedero que es una valiosa fuente de información sobre la vida y costumbres de sus moradores, en este caso soldados encargados de la guarda y defensa del asentamiento. Allí se han encontrado restos de caza, principalmente conejos y aves.


En la parte inferior, la más visible `porque se encuentra en la ladera, se han concentrado los esfuerzos rescatando la primitiva entrada a Mojácar la Vieja: la rampa de llegada, los escalones que daban paso a la puerta principal, los restos de dos torres que la franqueaban y la protegían, así como otra puerta más, en recodo, que dificultaba el acceso y que daba paso definitivamente a la ciudad. Igualmente se ha excavado parte de la muralla que la protegía.


Una vez dentro del recinto, se han sacado a la luz varias viviendas, algunas con importantes restos como una chimenea y zona de la cocina, muy bien conservados. Aunque afectados por el desprendimiento de la ladera, motivo por el que abandonaron la ciudad antigua, hay posibilidad de reconocer varias viviendas, algunos elementos decorativos de las ventanas, como arcos dobles, con la rosa de la vida como motivo reiterativo en los elementos encontrados hasta el momento.


La Rosa de la Vida es ya el símbolo de Mojácar la Vieja. Símbolo de protección desde tiempos muy antiguos que aparece a lo largo de todo el Mediterráneo. Como resumen general se consolida la teoría de la gran importancia de Mojácar la Vieja y su gran potencia ya que la muralla, sólidamente construida, se extendía por toda la ladera con posiblemente más de catorce torres. 


El estudio de los restos botánicos y faunísticos, arroja interesantes conclusiones. Los cereales encontrados son principalmente el trigo y la cebada; en leguminosas, hay gran cantidad de lentejas y en frutos de han encontrado higos, uvas y bellota que actualmente ya no se encuentra en la zona e indica la posibilidad de diferencias climáticas o de comercio.


En fauna destaca la gallina y cáscaras de huevos como alimento más habitual. En caza destaca el conejo y algunas perdices. Se han encontrado restos de peces de tamaño pequeño y medio: trucha y sepia que indica pesca en agua dulce y salada. También se han podido identificar restos de espinas de atún de gran tamaño, lo que indica una estructura de pesca bien organizada.


En cuanto a restos biológicos hay una clara diferencia entre el recinto fortificado de arriba y las viviendas de abajo. En la parte baja se ha visto que la población civil, al contrario de la militar, se alimentaban más de animales domésticos.


Junto al trabajo de campo se han incorporado nuevas tecnologías como el uso del dron para una replica digital del yacimiento. Cada superficie de tierra se documenta de manera tradicional y con modelos 3d de cada elemento, a diferentes escalas, incluido el propio cerro en su totalidad.


Al mismo tiempo, con este trabajo virtual, se pretende realizar una campaña de difusión y divulgación, generando réplicas que la gente pueda ver y consultar desde sus casas y obtener la información que se va generando para que se comprenda a través de una página web. Página que puede hacer las funciones de un museo virtual.

Esta campaña también ha servido para, mediante sistemas de información geográfica y GPS, tomar todos los elementos que muestran trazas del recorrido de la muralla y las torres, en general de todo el recinto fortificado, que acotaba el espacio habitado. Se han localizado catorce torres, aunque, casi con toda seguridad aparecerán más, lo que muestra un recinto considerable en su extensión y fortificación.


De la cerámica,  se han encontrado más de 10.000 fragmentos datados entre el siglo XII al XIII, de la época almohade hasta principios de la Nazarí. A través de los dibujos encontrados y de estos restos, se están creando modelos virtuales, reconstruidos, en 3d, que también podrán verse en el futuro museo virtual, creándose, paralelamente, reproducciones de muestras adaptadas que se traerán al pueblo para que las personas ciegas puedan tocar las decoraciones y sepan cómo eran las cerámicas de la época.


Tras los días de estancia a pie de yacimiento, el trabajo no termina. Después quedan muchas horas de estudio y análisis en el laboratorio para ir dando forma y sentido a lo ya obtenido además de para, en base a los datos ya confirmados, ir preparando las líneas de actuación de las siguientes campañas que ya todos los vecinos esperan con expectación.

 

Temas relacionados
Mojácar Arqueología

para ti

en destaque