Alcudia de Monteagud

Un crimen por las lindes y un amor desdichado, historias para sí contar

El escritor Elías Sánchez Latorre reedita dos dramas de los siglos XIX y XX en los Filabres

El escritor Elías Sánchez con su libro, en Alcudia de Monteagud.
El escritor Elías Sánchez con su libro, en Alcudia de Monteagud.

El escritor Elías Sánchez Latorre prepara una nueva edición de sus libros basados en los dos dramas más conocidos ocurridos en su pueblo, Alcudia de Monteagud, en los siglos XIX y XX “para conocimiento de los vecinos de la comarca de Los Filabres”, según señala.


‘Triste acusación’ narra el suceso que se produjo a principios del pasado siglo, cuando un joven enamorado fue acusado falsamente de la muerte del padre de su novia. Los hechos ocurrieron en 1901 cerca de la casa de la víctima en Alcudia de Monteagud, municipio de la Sierra de Los Filabres, un tiempo después de que Blas Meca, de 21 años, cortejara a Concepción, hija de este vecino, “un hombre adinerado” que se oponía a esta relación.



Sánchez narra en este relato corto la triste historia de Meca, “un muchacho alto, rubio, de buen aspecto y de abundante palabra, que se buscaba la vida en diversos oficios del campo”, y que iba a cortejar a la joven Concepción a la zona denominada ‘El Patio’, en la parte baja del pueblo. “Ella también estaba enamorada de él, siempre iban juntos y hacían planes de futuro para cuando se unieran en matrimonio”.


Drama amoroso



Mientras tanto, y ante la hostilidad del padre, los jóvenes enamorados pasaron tres días sin verse y, por mediación de una amiga, la pareja quedó una tarde para reencontrarse cerca de la puerta de la casa familiar, momento que aprovechó el progenitor para esperar a Blas con una faca en la mano.


“En el encuentro forcejearon cayendo ambos al suelo y el padre resultó herido de muerte con su propia arma. Inmediatamente el joven pretendiente fue detenido, acusado y juzgado por este asesinato que no cometió”, ya que el testigo presencial “nunca quiso contradecir la falsa acusación”, según señala el escritor, que ha investigado este suceso.


El condenado, defendiendo su inocencia en todo momento, fue internado en la Prisión Provincial de Granada y en 1902 regresó a Almería donde ingresó en la cárcel de Sorbas. Obsesionado por esta injusticia y sin poder ver a su amada, “su estado mental se fue deteriorando hasta llevarlo a la locura”. Elías Sánchez da a conocer el desarrollo y resolución de esta historia en su libro titulado ‘Verdad Oculta’, con el diseño de portada de Cecilio García, que incluye los dos dramas: ‘Triste Acusación’ y ‘Crimen Oculto’.


Disputa de vecinos

Este último relato recoge otro hecho real, en este caso, basado en el histórico terreno de los conflictos entre vecinos por las lindes, ocurrido en el siglo XIX, también en Alcudia de Monteagud. “El crimen se produjo en una zona denominada ‘Los Barrancones’, situada en la montaña alcuzarra.


Dos propietarios de fincas vecinas discuten por el tema de los linderos. En la discusión uno de ellos mata al otro con una azada. La víctima, antes de morir dijo: “Que las pampanicas de agua sean testigos de mi muerte”. Un tiempo después descubierta la autoría de este crimen. En este libro Sánchez homenajea la figura de José Padilla –fallecido hace tres años-, conocido en Alcudia como ‘Joselito El Gallo’, autor del romance de estos hechos cuyo texto donó al escritor, y que fue incluido en la segunda edición de ‘Crimen Oculto’.


Elías Sánchez tiene 76 años. Fue colaborador de LA VOZ DE ALMERÍA en artículos como las inundaciones de 1973 así como con algunos relatos sucedidos en su pueblo. Nada más jubilarse, con 65, se dedicó a escribir de manera más intensa “al ser el crimen y misterio un género que me apasiona desde siempre”, indica.


Hasta la fecha ha escrito más de 20 novelas cortas. Es Delineante Industrial y fue profesor de Dibujo en el colegio La Salle, de San Celoni, en Barcelona. Ha desarrollado una larga trayectoria en España en el sector de los seguros como inspector, y en los últimos años de su carrera como mediador de una empresa de seguros.


EL NOVELESCO MUNDO DE LOS SEGUROS

En clara alusión a su profesión relacionada con el mundo de los seguros, se hace necesario preguntar al escritor alcuzarro Elías Sánchez Latorre sobre la película de cine negro ‘Double Indemnity’ (‘Perdición’, en su versión en español), dirigida por el gran cineasta Billy Wilder en 1944.


La cinta relata la historia de una mujer que convence a su amante para que asesine a su marido con el fin de cobrar un seguro de accidentes.


“Este guion me sugiere un nuevo libro con un cuchillo y un crimen de por medio”, dice Sánchez, quien confiesa que “un arma blanca es la protagonista en muchas de mis historias”. Destaca Sánchez Latorre que de su etapa profesional en el mundo de los seguros ha recogido algunos casos curiosos, “como el de un hombre que atravesaba una crisis económica en la década de los años sesenta, y sin apenas poder mantener a su familia, se hizo un seguro que le cubría cualquier tipo de muerte; incluso el suicidio”. Para ello pidió un préstamo a una entidad bancaria para poder pagar la prima que a día de hoy supondría unos 1.200 euros anuales.


Finalmente, respetando el plazo de la compañía dispuesto para efectuar una indemnización en caso de fallecimiento, “este hombre se suicidó 365 días más tarde”, justo cuando se cumplía un año después de haber firmado el contrato de la póliza de vida.


 

Temas relacionados
Alcudia de Monteagud Libros Cultura Historias de Almería

para ti

en destaque