Tíjola

Jose Ramón Marín y Jose Manuel Requena completan el Reto Ciclista

Han recorrido en cuatro días los 1.200 km que separan Tíjola de Finisterre

Celebración de la llegada de los deportistas a Finisterre.
Celebración de la llegada de los deportistas a Finisterre. La Voz

Jose Ramón Marín y José Manuel Requena han logrado una hazaña de la que no muchos pueden enorgullecerse: recorrer en bicicleta los alrededor de 1.200 kilómetros que separan Tíjola de la localidad de Finisterre. Y todo ello por una causa tan solidaria como dotar de un parque infantil, una biblioteca y un aula a los los niños ingresados en el Hospital Materno-Infantil de Torrecárdenas.


El V Reto Ciclista del Banco de Libros de Tíjola se ha completado un año más con una recaudación bastante cuantiosa, aunque no tanto como le gustaría al secretario del Banco de Libros de Tíjola.


“La recaudación va bien, no tan bien como nos gustaría pero estamos relativamente contentos, quiero invitar desde aquí a la gente a que participe porque el destino solidario de este dinero que se recaude es muy bonito”, aseguró en una entrevista con la Cadena SER Levante Antonio Fernández. 



Más colaboración

Ese llamamiento lo hacía este viernes 3 de septiembre por la mañana, cuando aún les faltaban a los dos ciclistas “unos 130 kilómetros” para llegar a su destino: Finisterre. Antonio, que se encuentra también en tierras gallegas para apoyar a los ciclistas sobre el terreno, afirmó que “siempre recibimos mucho apoyo institucional y mucho apoyo de la gente pero sí nos gustaría que la gente colaborase un poco más”.



Las vías para hacerlo son sencilla. “Se puede hacer comprando kilómetros a través de papeletas en los comercios de Tíjola y, a la vez que colaboran destinando el 100% del dinero a la obra social, también participan en el sorteo de una estupenda cesta valorada en 4000 euros de productos artesanos de los comercios de la zona”, afirmó Fernández. 


Celebración

Con una última etapa de entre 320 y 330 kilómetros aún pendiente, el secretario del Banco de Libros ya presentía la celebración de esta gran hazaña. “Lo vamos a celebrar por todo lo alto, con mucha alegría porque están sufriendo un montón: ayer tuvieron que parar porque les cayó un tormentón y hoy tienen una etapa de 320 o 330 kilómetros, y eso con cuatro días ya en las piernas, además de que uno de los ciclistas no va en muy buenas condiciones físicas pero ha querido aguantar y terminar el reto por los niños”. 


Un esfuerzo que se traducirá en una mayor felicidad y una mejor educación para los niños enfermos y que, un año más, ha conectado España de punta a punta.

 

Temas relacionados
Ciclismo Solidaridad

para ti

en destaque