María

Cañadas de Cañepla, embrión del Río Guadalquivir

La pedanía de María es el lugar en el que nace el río, no en la Sierra de Cazorla

Cañadas de Cañepla, en María.
Cañadas de Cañepla, en María. La Voz

Estudiaba yo Bachiller Laboral en el antiguo edificio (ya demolido) del Instituto Cardenal Cisneros de Albox; y siendo Dña. Carmen Romero profesora de Geografía e Historia en dicho centro, al preguntarme por el río Guadalquivir, le dije que el río Guadalquivir no nacía en la sierra de Cazorla, que nacía en la pedanía de Cañadas de Cañepla, del municipio de María (Almería). Ella, incrédula y no exenta de ironía, aceptó que le explicara tal aseveración.


Le comenté, que estudiando los ríos de España, mi madre, Antonia Díaz Gallardo, maestra, que me tomaba las lecciones, me dijo: “Si te pregunta Dña. Carmen por el río Guadalquivir, le dices lo que pone el libro, que nace en sierra de Cazorla, pero el Guadalquivir no nace ahí, que nace en Cañadas de Cañepla”. Obviamente desobedecí a mi madre, y la profesora, como era de esperar, tampoco aceptó mi exposición.


¿Que por qué mi madre me decía esto?, pues porque ella había nacido en 1904 en dicha aldea de María, donde vivió sus primeros años de infancia; y ya los vecinos de la barriada aseguraban que las aguas del arroyo Cañada del Salar, de Cañadas de Cañepla, desembocaban en el río Guadalquivir; no sin antes de verter sus aguas en el río Orce, y este al río Galera, y el Galera al Guardal, y el Guardal al Guadiana Menor; y tras salvar el embalse del Negratín, desembocar en el Gran Río de Andalucía. 



Reivindicación

Supe años después que existía en Almería capital el “Foro Guadalquivir nace en Almería”, que ha reivindicado durante años el nacimiento del Guadalquivir en la pedanía marianse, y ha solicitado a los parlamentarios almerienses y a la Junta de Andalucía que se pronuncie y “convierta al Guadalquivir en la A-92 del agua”, señalaba Juan Moreno Gómez, presidente del foro informativo y divulgativo en defensa del retorno del nacimiento del río Guadalquivir a Almería, en reunión celebrada el 2 de abril de 2017 en Cañadas de Cañepla. 



A esta reunión asistimos más de 150 personas llegadas de Almería capital y de Albox, y autoridades de los municipios de Los Vélez y personalidades de la cultura y la política de la provincia, así como vecinos de poblaciones cercanas de las provincias de Granada y Jaén. Entre los asistentes se hallaba invitado D. Vicente González Barberán, prestigioso historiador y profesor de Filosofía y Letras emérito de la Universidad de Granada y Sevilla, quien es autor de “Las fuentes del Guadalquivir”, artículo incluido en el libro “Guadalquivires”, escrito en 1977, por  encargo de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, con motivo del cincuenta aniversario de la fundación de las Confederaciones Hidrográficas españolas. González Barberán, en su artículo revela que “el punto más bajo, más hondo y más lejano de Sanlúcar de Barrameda es Cañadas de Cañepla”. 


“Según varios estudios elaborados por los más cualificados científicos, historiadores y especialistas en las diferentes disciplinas, se desprende que el rio Guadalquivir tiene su origen más remoto en la altiplanicie almeriense”, aseguró González Barberán en la documentada conferencia que impartió en la pedanía marianense.


En su disertación aseguró que el nacimiento del río en Cañadas de Cañepla cumple sobradamente con los parámetros científicos exigidos para determinar el nacimiento de un rio, a saber: cuenca hidrográfica, lejanía de la desembocadura, aporte hídrico y partir del cauce más largo y bajo. Asimismo, manifestó que la cabecera del Guadalquivir en Sierra de Cazorla se debe a que reinando Fernando III El Santo, el nacimiento del río no podía estar en territorio de infieles, determinándose su nacimiento en la sierra de Cazorla (Jaén), territorio cristiano.


Reconocimiento

Que se le reconozca a Cañadas de Cañepla el nacimiento del río Guadalquivir, dependerá en gran medida de la defensa que le hagan nuestros políticos -ya, en 1983 el Ayuntamiento de Almería presentó una moción solicitando que se tuviera en cuenta los estudios científicos que avalan la tesis de que el río Guadalquivir nace en Almería; por su parte, la Diputación Provincial de Almería también solicitó al Parlamento de Andalucía que se debatiera el tema, y en el año 2010 instó a la Junta de Andalucía a que se realizara un estudio serio sobre el nacimiento del río-. Y, por tanto, se necesita el respaldo y apoyo de los ayuntamientos de Chirivel, Vélez Rubio, Vélez Blanco y María (que obviamente lo tiene), y de los velezanos y de los almerienses en general, pues geográficamente el río, como bien demuestran los técnicos, nace en Cañadas de Cañepla. 


Con el cambio del nacimiento del río, de Cañada de las Fuentes, del municipio de Quesada (Jaén), a Cañadas de Cañepla, término municipal de María (Almería), no se rompería la belleza y grandeza del Parque Natural de Sierra Cazorla, Segura y Las Villas: de sus paisajes y de sus bellos parajes…, esto nadie se lo puede negar y quitar. La Sierra de Cazorla es naturaleza viva, con abundante flora y fauna, vegetación exuberante, extensos y frondosos bosques, riachuelos y agua por doquier; con un ya crecido Guadalquivir y con el gran embalse de El Tranco de Beas… Y con la belleza de sus pueblos, la bondad de sus gentes y con una rica gastronomía… 


Pero no menos bella y hermosa es la comarca de Los Vélez: pueblos y aldeas con encanto, gentes hospitalarias; una tierra con un gran legado histórico; un entorno privilegiado con abundantes zonas paisajísticas, con la grandeza de la sierra y dehesa de María, con abundancia de fuentes y manantiales, con yacimientos prehistóricos y pinturas rupestres como la Cueva de los Letreros en Vélez Blanco; con grandes monumentos como la Iglesia de la Encarnación de Vélez Rubio, el Castillo de Vélez Blanco, la Iglesia de María, el Dionisio de Chirivel, etc.; y también con una rica gastronomía, sabrosos jamones, embutidos de especial calidad y el gustoso cordero segureño… 


En fin, Cazorla, con  el cambio, no perdería nada, pues seguiría siendo “cuna” que mece el río, pero el “embrión” y “alumbramiento” del río no se le puede negar a Cañadas de Cañepla.

 

Temas relacionados
María Medio Ambiente Historia

para ti

en destaque