Todo el interior provincial vive hoy por encima de los 40 grados

En pueblos de comarcas como las de Tabernas y el Almanzora se alcanzarán temperaturas máximas

Mapa de temperaturas, con Almería en rojo intenso.
Mapa de temperaturas, con Almería en rojo intenso. La Voz

Llega el día que la Agencia Estatal de Meteorología y el resto de instituciones relacionadas con el clima tienen señalado como el de la primera gran oleada de calor sofocante de un verano en el que se espera que se repitan con más frecuencia de lo habitual este tipo de episodios.


Durante los dos últimos días ha estado avanzando sobre la provincia, desde el norte de África, una masa de aire procedente del Sáhara extremadamente cálida, que se ha ido asentando, ya ha dejado temperaturas de alrededor de 40 grados este fin de semana y que ahora, ya recalentada la tierra, amenaza con un último estirón.


Los meteorólogos tratan de pronosticar con la mayor exactitud posible lo que ocurrirá en las próximas horas, hasta dónde pueden llegar las temperaturas máximas y cuánto tiempo va a durar.



Pero para ello no les basta con medir el gradiente de calor en superficie, siempre sujeto a variables, sino que establecen la previsión en base a la temperatura medida a gran altura. Según explica Eduardo Romay, del colectivo almeriense de analistas del clima Cazatormentas, en superficie es complicado determinar la naturaleza de una masa de aire, ya que la orografía influye en su temperatura, así que para caracterizar dichas masas se observa su temperatura a unos 1.500 metros de altitud, donde el componente orográfico y su potencial distorsión son mucho menores; “y es ahí donde se atisba lo extraordinario de la situación, ya que a esa altura la temperatura rondara los 30 o 31 grados centígrados, un valor extremadamente alto que, en Almería, nos ha visitado muy pocas veces en las últimas décadas”.


Ojo al termómetro



La consecuencia de ese calentamiento en capas altas de la atmósfera es un ascenso casi generalizado de las temperaturas que en la práctica totalidad del interior de la provincia estarán alrededor de los 40 grados, incluso en zonas situadas a más de mil metros de altitud donde alcanzar esas máximas es muy poco habitual.


Y si en el conjunto del interior provincial los cuarenta grados serán la tónica general, en varias áreas los termómetros registrarán temperaturas de 42-43 grados o incluso algo más. Estas serán las comarcas situadas en alguno de los grandes valles que surcan la provincia, es decir el del los ríos Adra, Andarax, Nacimiento y Almanzora, tanto el alto como el bajo, ya que si se anuncian al menos 42 o 43 grados en localidades como Arboleas, Albox, Fines o Cantoria, en áreas del Bajo Almanzora como Huércal Overa, Cuevas del Almanzora o como Antas, más en la comarca del Levante, las temperaturas pueden incluso acercarse a los 45 grados.


Tanto los meteorólogos como los sanitarios consideran que a partir de los 42 o 43 grados se entra de lleno en un umbral de temperaturas que representan un peligro para la salud de las personas. De ahí que se hayan lanzado alertas por calor en estos últimos días para que los almerienses se protejan de este episodio de calor intenso.


Los mensajes se dirigen el conjunto de la población, pero especialmente a aquellos colectivos que se consideran más vulnerables, caso de la tercera edad, los niños de corta edad, personas que trabajan al aire libre o con enfermedades crónicas, sobre todo respiratorias o cardiovasculares, que requieren una mayor vigilancia.


El mar al rescate

Todos los mapas de previsiones meteorológicas publicados en los últimos días por agencias e instituciones como la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), la consultora especializada Meteored, agencias internacionales como la europea o la británica, entre otras, coinciden en ‘salvar’ de la ola de calor que ha llegado desde el norte de África a la franja del litoral.


Durante este último fin de semana las temperaturas en las zonas costeras han sido sensiblemente inferiores a las de las comarcas del interior de la provincia. Si en estas últimas se han estado rozando de forma permanente los cuarenta grados centígrados, en buena parte del litoral, especialmente del Poniente o de la capital, han estado sólo ligeramente por encima de los treinta grados, algo menos incluso en la orilla del mar.


¿Por qué la subida? Según relata Eduardo Romay, el fuerte ascenso de las temperaturas durante este lunes se produce básicamente por la llegada de una vaguada atlántica que empuja la masa de aire africano hacia el Mediterráneo. En su camino, la masa de aire cálido sufre dos procesos destacables: uno, porque se recalienta en su base por simple rozamiento con el terreno; y dos, porque tras ascender las montañas del sudeste peninsular, se recalienta aún más al descenderlas (el aire al descender se comprime, y al comprimirse se calienta).


Así las cosas, lo previsible es que hoy sea un día térmicamente caluroso en casi toda la provincia, aunque probablemente menos de lo que auguraban las previsiones iniciales debido a factores como la presencia de nubosidad de tipo alto y de polvo africano en suspensión que evitará temperaturas de más de 45 grados.


En el litoral el mecanismo de las brisas de origen marino se regulará las temperaturas que estarán ligeramente por encima de los 35 grados centígrados.


En otras zonas  relativamente próximas al litoral, la elevación de temperaturas será muy destacable; puntos como los de Antas y Vera sufrirán una diferencia de máximas en apenas 24 horas, desde ayer domingo hasta el mediodía de hoy, de hasta diez grados.


El calor nocturno

Destacable también el comportamiento de las mínimas, que esta pasada madrugada han tenido su punto culminante en buena parte de la geografía provincial, donde no se ha bajado de los 22 grados, con registros de 24 o 25.


Esas temperaturas nocturnas están por encima del considerado ‘umbral del sueño’, es decir temperaturas por encima de las cuales es difícil conciliar el sueño, al menos hasta bien entrada la madrugada.


Un aspecto llamativo de esta primera oleada de calor que ha llegado hasta la provincia de Almería es que será de corta duración ya que, según los pronósticos, para mañana martes habrá concluido y las temperaturas bajarán de forma notable en 24 horas, recuperando los registros de la semana pasada.

 

Temas relacionados
El tiempo AEMET Ola de calor Salud

para ti

en destaque