Carboneras

Tres décadas del puerto que trajo prosperidad e identidad a Carboneras

El puerto acogió un emotivo acto con entrega de reconocimientos y un concierto de la OCAL

Autoridades y representantes de Carbopesca tras recibir sus placas conmemorativas.
Autoridades y representantes de Carbopesca tras recibir sus placas conmemorativas. La Voz

Hace muchas décadas que el ruido sordo de los motores rasgando la tranquilidad de la madrugada se convirtió en uno más de los sonidos familiares que forman parte del día a día de los vecinos de Carboneras. Durante muchos de esos años, los pescadores del municipio se vieron obligados a enfrentarse a los ya de por sí duros trabajos de la mar sin un puerto propio en el que poder atracar sus barcos.


Hoy hace exactamente treinta años y un día que se puso punto y final a esa situación de precariedad. La construcción del Puerto Pesquero de Carboneras frenó una diáspora que había sembrado de marineros carboneros y sus familias los principales municipios pesqueros del Mediterráneo español.


Ayer, autoridades, pescadores, armadores, trabajadores del puerto, familiares de los profesionales de la mar, vecinos y vecinas de Carboneras se dieron cita en la explanada de la Lonja para conmemorar aquel 27 de junio de 1991 en el que los reyes de España inauguraron su puerto, consolidando una actividad que forma hoy parte indisoluble de la identidad cultural del municipio.



A esa identidad apeló precisamente el concejal de Pesca carbonero, Andrés Belmonte, encargado de inaugurar con su discurso los actos con motivo del 30 aniversario del Puerto Pesquero de Carboneras.


Esencia marinera



“Carboneras es un pueblo marinero, esa es nuestra esencia. Eso nos ha definido cultural y económicamente”, afirmó el edil, que recordó que la construcción de la infraestructura no habría sido posible sin los largos años de reivindicaciones de los pescadores. “Os reconozco por ello”. Y el apoyo de todo el pueblo y sus autoridades.  "Esa reivindicación fue de la mano de todos los carboneros y carboneras y de los representantes públicos que sabían que no se estaba ante la causa de algunos, sino ante la del conjunto del pueblo", sostuvo.


El alcalde de Carboneras recordó en su discurso a todos aquellos que aunque pelearon por el puerto no pudieron disfrutarlo. Un homenaje a los que no tuvieron la suerte que sí tuvieron sus hijos y nietos. "Esto es un digno reconocimiento a todas esas familias y también a aquellos que no eran pescadores pero lucharon para conseguir esta infraestructura", afirmó Jose Luis Amérigo, que también reivindicó la labor de los políticos que se involucraron en esta lucha.


"Que se hiciera este puerto no solo fue para las familias de los pescadores sino para el pueblo entero, riqueza y empleo. Nadie duda de que la pesca en Carboneras aporta a nivel social y a nivel económico muchas cosas que tenemos que trabajar no solo por conservar sino para que aumenten", sostuvo el primer edil.


El discurso del alcalde dio paso a la entrega de placas conmemorativas. Los primeros en acudir al escenario fueron el vicepresidente de Carbopesca, Miguel López Ruiz, y su gerente Pedro Hernández, quien no escatimó en agradecimientos para todos aquellos que se volcaron en la consecución del puerto, pero señaló también a un futuro que pasa por el crecimiento. "Seguimos generando empleo, la actividad pesquera sigue siendo un referente y un pilar básico en la economía de Carboneras", expuso.   


Salvador García Hernández, recibió su placa en representación de la Cofradía de Pescadores de Carboneras y, en reconocimiento a su esfuerzo para que el sueño del puerto se hiciera realidad, también la recibieron todos los ediles de las legislaturas 1987- 1991 y 1991-1995, incluido el exalcalde Cristóbal Fernández, que se dirigió a la audiencia en un emotivo discurso.


La mención de honor fue para el teniente de alcalde y exsecretario de la Cofradía de Pescadores, Pedro López, una persona sin la cual no se entiende la historia pesquera del municipio, y el broche a una noche tan especial la pusieron unos espectaculares fuegos artificiales y la Orquesta Ciudad de Almería, que deleitó al público con piezas de Haendel, Tchaikovsky o Beethoven.

 

Temas relacionados
Puertos Carboneras Pesca

para ti

en destaque