El “pantano” de Los Filabres, un tesoro poco conocido por los almerienses

De la nieve y la lluvia que recoge se nutren varias comarcas, sus habitantes y su economía

La sierra libera poco a poco la nieve y proporciona millones de metros cúbicos de agua
La sierra libera poco a poco la nieve y proporciona millones de metros cúbicos de agua La Voz

Un grupo de alumnos del Instituto de Enseñanza Secundaria Alto Almanzora, de Tíjola, llegan este miércoles al Parlamento de Andalucía portando las 10.000 firmas que han recogido para pedir que la Sierra de Los Filabres sea declarada Parque Natural y goce así así de la protección que merece al ser la más extensa de las superficies forestales de la provincia.


Razones le sobran a esta propuesta que llega de la mano de la gente de la propia sierra y que ha recibido el apoyo de muchos almerienses, profesionales o conservacionistas, porque Filabres es un tesoro biológico y geológico, es el espacio vegetal más extenso de Almería y actúa como barrera natural para frenar el avance del desierto hacia el norte. Alli viven más de la mitad de las especies de flora catalogadas de la provincia.. Alberga una avifauna con más de un centenar de especies de las que la reina es sin duda el Águila Real, y a ello añade varios endemismos y especies únicas en peligro de extinción.


El gran pantano
Pero la Sierra de Los Filabres es mucho más que eso; las nevadas invernales la convierten en el mayor sistema de acumulación de agua de toda la provincia, un "pantano" cuya capacidad para alimentar arroyos, fuentes, manatiales o acuiferos subterráneos da la vida a decenas de municipios situados en su ámbito geológico. El hecho de comportarse como el gran embalse almeriense es, lamentablemente, una cuestión poco conocida por los propios almerienses, pero que no debería ser ignorada por las administraciones públicas a la hora de otorgarle una protección efectiva



Filabres es, por tanto, una bendición para la tierra, sus habitantes y su economía ya que el deshielo proporciona un recurso fundamental para la vida como es el agua que, al ser liberada poco a poco, cala en el subsuelo. Los geólogos consideran esta sierra como la zona de la provincia donde se registran los principales procesos de acumulación de nieve invernal que, cuando llega la época del deshielo, aportan un gran volumen de agua a todas las áreas geográficas colindantes.


Almacén natural
Precisamente por esa razón sus cumbres fueron declaradas en 2015 Zona de Especial Protección de la Red Natura 2000 y el Plan Hidrológico las cataloga como Zona de Protección Especial, al considerar a Los Filabres como “uno de los mejores almacenamientos naturales de agua dulce en Andalucía”.



De hecho, los llamados ‘Calares de Sierra de Los Filabres’ se identifican con frecuencia como el mayor “pantano” existente en Almería por su capacidad para retener el agua que, posteriormente, alimenta las masas de agua a través de ríos, arroyos o fuentes como las de Bacares, Bolonor, Arriba, Nima, El Conde, Los Carrascos, Barranco El Fraile o Barranco Negro, entre otros.


Supervivencia forestal
Es además la mejor, si no la única, manera de mantener vivas las masas forestales de Filabres, sometidas en los meses cálidos a un intenso calor y a una acentuada sequía, agravada con la llegada del cambio climático que impide la aparición de la nieve con la frecuencia de épocas anteriores.


El refranero popular reconoce ese papel de vital importancia para disponer de recursos hídricos todo el año; frases como ‘año de nieves, año de bienes’ o ‘con nieve en enero no hay año austero’ describen la esperanza que aportan las nevadas para los habitantes de decenas de pueblos del entorno de este conjunto serrano de monumentales proporciones y de importancia esencial.


 

Temas relacionados
Análisis Medio Ambiente Sierra de los Filabres Agua

para ti

en destaque