Condenado a cuatro años y medio por un alijo de 3,6 toneladas en Roquetas de Mar

El tribunal absuelve al propietario del pesquero E. I., que le alquiló el barco 4 meses antes

Audiencia Provincial de Almería
Audiencia Provincial de Almería La Voz

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Almería ha condenado a un marinero identificado como F. M. a cuatro años y seis meses de prisión por un alijo de 3,6 toneladas de resina de hachís interceptado en el Puerto de Roquetas de Mar en septiembre de 2019.


El tribunal considera probada la participación de F. M. en la travesía hasta un punto desconocido del Mar de Alborán, donde habría cargado 120 fardos de arpillera con la droga. La mercancía tenía un valor en el mercado clandestino cercano a los seis millones de euros.


Ahora bien, la sentencia considera que F. M. viajaba solo y absuelve a los acusados D. D. y E. I. por falta de pruebas que acrediten su participación o conocimiento del alijo de hachís.




El propietario del barco, reseñado con las iniciales E. I. y defendido por la abogada Vanesa Rivas Manzano (Rivas & Manzano Abogados), alquiló el pesquero a F. M. cuatro meses antes del suceso y se declaró totalmente ajeno al episodio. El tribunal le da ahora la razón.



Algo similar sucede con el acusado D. D. Los agentes del EDOA de la Guardia Civil hallaron su documentación dentro de la embarcación pesquera, pero los magistrados no consideran ese elemento suficiente prueba de cargo.

Alta mar

Por tanto, el tribunal carga el peso de la sentencia únicamente sobre los hombros de F. M., almeriense de 31 años de edad. “El hachís fue transbordado en alta mar desde otra embarcación perteneciente a individuos desconocidos, con los que F. M. había gestionado la operación, hasta el pesquero”, señala la sentencia consultada por LA VOZ DE ALMERÍA.


El acusado salió de Roquetas de Mar el 16 de septiembre y regresó el día 17 a las cuatro de la madrugada con un cargamento de droga interceptado por la Guardia Civil en tierra.


El ahora condenado “se dirigió directamente a un agente y le reconoció que era el propietario de la droga”, sin embargo, su colaboración no fue total. “Su colaboración y reconocimiento se limita a eso, sin que haga mención a que persona le iba a entregar la droga, quien le ayudó a subirla a la embarcación, con quien contactó en Marruecos para proporcionársela”, matiza la sentencia.


Cronología de la operación del EDOA

El pesquero salió del Puerto de Roquetas de Mar el 16 de septiembre de 2019 con un tripulante, F. M. En algún punto del Mar de Alborán recibió un cargamento de hachís desde otra embarcación salida de Marruecos. El día 17 sobre las 4 horas regresó a Roquetas cargado con 120 fardos de hachís. Allí esperaba personal del EDOA de la Comandancia de la Guardia Civil de Almería. Los agentes llevaron a cabo la entrada y registro en el barco el día 18 de septiembre, en una operación instruida por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número Seis de Roquetas.


La Sección Segunda condena a F. M. a cuatro años y seis meses de prisión por un delito contra la salud pública, atenuante ordinaria de reparación del daño, y le impone una multa de seis millones de euros.

 

Temas relacionados
Tráfico de drogas Roquetas de Mar

para ti

en destaque