Cantoria

Cantoria reduce en un 60% el consumo de agua en Terreros, Gachas Migas y Púlpito

El Ayuntamiento aprovecha las obras de canalización “tras 30 años de olvido”

La alcaldesa cantoriana Puri Sánchez junto a una de las obras.
La alcaldesa cantoriana Puri Sánchez junto a una de las obras. La Voz

El Ayuntamiento de Cantoria ha conseguido reducir en un 60% el volumen de agua potable destinada a consumo entre las barriadas de Terreros, Gachas Migas y Púlpito con la sustitución de la red de distribución. Se trata de una infraestructura que, al igual que la zona de rodadura para vehículos, contaba con más de 30 años de antigüedad, innumerables puntos de pérdida en los cuatro kilómetros de tramo y un asfaltado que, en algunas zonas, era prácticamente inexistente.


Las obras se han llevado a cabo con fondos propios del Ayuntamiento de Cantoria dentro del plan diseñado para la total remodelación de la red de distribución de agua potable.  Tradicionalmente, la capital histórica del Valle del Almanzora, era conocida por ser uno de los enclaves con peor calidad de agua de toda la comarca, hasta el punto de que la vida útil de electrodomésticos convencionales era mucho menor que en cualquier otra población debido a la dureza de los pozos que aportan el suministro al término municipal.



“Ya no se trataba únicamente de que la calidad del agua era lamentable, y que obviamente no se podía beber, sino que generaba numerosos problemas a todos los vecinos y teníamos claro que en cuestión de infraestructuras ésa era la gran prioridad. Lo que no sabíamos era lo que nos íbamos a encontrar una vez que levantáramos las calles, porque nos ha obligado a acometer el mayor programa continuo de obra pública que se ha hecho en la historia del municipio”, asegura Puri Sánchez, alcaldesa de la localidad.




Durante la primera legislatura de Sánchez, el Ayuntamiento llevó a cabo los estudios necesarios, así como los proyectos y autorizaciones para la instalación de una planta potabilizadora, pero en el proceso de cambio de tecnología para la extracción y optimización del ciclo del agua, los técnicos advirtieron que la red de distribución generaba un problema aún mayor que la propia calidad de las aguas de mesa, es decir, que se perdía más volumen de lo que llegaba a las viviendas.


Desde finales de la primera legislatura del equipo de Gobierno socialista y en el transcurso de los dos últimos años, el Consistorio ha llevado a cabo un plan de emergencia que no sólo ha consistido en sustituir la red, instalar contadores y otros elementos vinculados al suministro de agua, sino que se ha aprovechado para que cada calle levantada con este fin fuese totalmente remodelada y dotada del resto de servicios públicos esenciales. Buena parte de estas vías contaba con zonas de rodadura, el asfalto sobre el que circulan los vehículos, con más de treinta años de antigüedad y, en muchos casos, prácticamente sin capa asfáltica.


En los nuevos cuatro kilómetros que ahora unen Gachas Migas, Púlpito y Terreros, se ha invertido en torno a los 70.000 euros, que han permitido tanto actualizar la red de suministro como efectuar el nuevo camino. 

 

Temas relacionados
Cantoria Obras Servicios públicos

para ti

en destaque