Intervenidas 5 toneladas de hachís: introducían la droga en “narcolanchas”

La Fiscalía Antidroga de Almería lidera una operación contra el narco en Málaga y el Estrecho

Droga incautada por la Guardia Civil.
Droga incautada por la Guardia Civil. La Voz

El tráfico de hachís a gran escala en el Mar de Alborán se ha convertido en una seria amenaza para la seguridad ciudadana en Almería. Las bandas criminales buscan vías alternativas al Estrecho de Gibraltar para sortear la presión policial y el peligro acechante de los robos de droga, conocidos en el argot como ‘vuelcos’.


El resultado es la reactivación de la ruta hacia la provincia, donde los capos gestionan la entrada de los alijos, la custodia y la exportación gracias a amplias redes logísticas. El último ejemplo es la denominada Operación Busycon, iniciada por la Fiscalía Antidroga de Almería en colaboración con agentes de la Guardia Civil de Cádiz, Málaga y Almería.


La investigación comenzó con un presunto traficante radicado en la provincia y, poco a poco, tiró del hilo para destapar una gran organización delictiva dedicada a la introducción de alijos de hachís de Marruecos con lanchas rápidas y pesqueros.
Según fuentes oficiales de la Benemérita, la Operación Busycón se salda con ocho detenidos, 5.000 kilos de hachís aprehendidos y hallazgo de 200.000 euros en metálico.




La droga fue decomisada en la localidad gaditana de Conil de la Frontera, aunque el papel de la Fiscalía Antidroga y del Juzgado de Instrucción número Cuatro de Almería (luego inhibido en favor del número Seis) es crucial para entender el éxito del golpe policial.


No en vano, los detenidos fueron llevados hasta la Ciudad de la Justicia de Almería para prestar declaración como parte de una investigación compleja y de enorme relevancia para la lucha contra el narco en la Frontera Sur.  La UCO (Unidad Central Operativa) de la Guardia Civil consiguió identificar a un capo radicado en Málaga como presunto responsable de grupos dedicados a la introducción de hachís en varias provincias.




“Fue detenido un ciudadano de origen marroquí identificado como M. L. M. y considerado como uno de los narcotraficantes más activos en las costas andaluzas”, señala la Guardia Civil. “Siempre desde un perfil muy discreto, ha controlado y organizado la introducción en nuestro país de grandes remesas de hachís, habiéndole intervenido en un procedimiento anterior 32 narcolanchas”.

Capos
Este capo estaría asociado a otro narcotraficante vinculado a la Camorra, organización mafiosa responsable de numerosas operaciones de narcotráfico en España. “Destaca P. V., ciudadano de italiano buscado por las autoridades de ese país por su pertenencia a la Camorra Napolitana, con varias causas judiciales pendientes en ese país principalmente por narcotráfico y asociación de tipo mafioso”, apostillan fuentes oficiales.




Las detenciones propiciaron registros domiciliarios en las localidades malagueñas de Marbella y Estepona, donde se produjeron más detenciones e intervinieron más de 200.000 euros en metálico, joyas, vehículos y abundante material informático y tecnológico de interés para la investigación.


“Los investigadores pudieron conocer como este grupo delictivo podría haber introducido el citado alijo en las costas andaluzas en los últimos días, siendo entregado de manera inminente a otra parte de la organización para su distribución”, señala el Instituto Armado.



La causa se encuentra bajo secreto de sumario y la investigación está abierta, por lo que no se descartan nuevas detenciones. Han participado agentes del Equipo Contra el Crimen Organizado de la UCO con sede en Málaga (ECO Málaga), Unidad Especial de Intervención (UEI), Grupo de Acción Rápida (GAR), así como otras unidades de las Comandancias de Cádiz, Málaga y Almería. La investigación comenzó a mediados del año pasado.

 

Temas relacionados
Sucesos en Almería Guardia Civil Tráfico de drogas

para ti

en destaque