El Ejido

“Es una figura tan clave en el hospital como un radiólogo o una enfermera”

El Poniente facilita la asistencia médica a los migrantes gracias a la mediadora sociosanitaria

Nivine Alaoui (la primera por la izquierda) junto a representantes del Hospital y Fundación La Caixa.
Nivine Alaoui (la primera por la izquierda) junto a representantes del Hospital y Fundación La Caixa. La Voz

En un entorno como es la comarca del Poniente en el que conviven muchísimas nacionalidades y diferentes culturas, la posibilidad de contar con alguien que facilite la conexión entre los servicios sanitarios y los pacientes es algo crucial. Tanto es así que el director gerente de la Agencia Sanitaria, Pedro Acosta, asegura que “su papel es clave y tan importante para nosotros como contar con un radiólogo, un anestesista o una enfermera”. 


Sin embargo, desde el centro se encontraron en primera instancia con que esta figura, la de la mediadora sociosanitaria, no existe de forma reglada por lo que, según indica Acosta, “hubo que agudizar el ingenio y acabar encontrando el importante apoyo de dos instituciones como el Ayuntamiento de El Ejido y la Fundación La Caixa cuyo papel ha hecho posible que contemos con esta figura”.


Barreras
Cuando las personas de origen extranjero se acercan al hospital se pueden encontrar, de entrada, con una primera barrera, la idiomática. Y al ser el del idioma un tema transversal, ese es el motivo por el que Nivine Alaoui Benabderrahman, la mediadora sociosanitaria, ha realizado intervenciones “en casi todas las áreas, tanto administrativas como asistenciales, en Urgencias, Consultas Externas y también Hospitalización”.



Y, además, para que el idioma no sea un problema en el acceso a la atención sanitaria, se ofrece la posibilidad de atender a las personas que lo precisen con traducciones en árabe, francés, inglés y alemán.


No obstante, a Nivine  Alaoui Benabderrahman también le gusta poner el foco en algo que va más allá del idioma y que también es otra gran barrera, el choque cultural. Y para ilustrarlo pone un ejemplo muy gráfico y que está de reciente actualidad: “En esta época no es lo mismo una diabetes en un paciente musulmán, que ya mismo va a hacer el Ramadán, porque hay que hacerle ver tanto al paciente como al profesional sanitario los elementos que pueden interferir en esa adherencia a los tratamientos”, explica.



En resumen, lo que se persigue con este Programa de Mediación Sociosanitaria Intercultural en el ámbito hospitalario es garantizar una comunicación eficaz entre  los  profesionales del Hospital de Poniente  y  la población  de origen extranjero,  eliminando  las  barreras  idiomáticas  y  culturales  que dificultan  un  diagnóstico  certero,  la  comprensión  de  los  tratamientos  y  el correcto seguimiento de los mismos.


Y lo cierto es que, a tenor de los datos con los que se cuenta, parece que los objetivos van bien encaminados puesto que, a lo largo de 2020, el Programa de Mediación Sociosanitaria Intercultural ha atendido un total de 631 solicitudes de atención, provenientes en su mayor parte de las áreas de Consultas Externas (63,3%) y Hospitalización (22,5%). 


Entrando más en detalle, en Consultas Externas se han realizado 393 intervenciones, relacionadas principalmente con las especialidades de Obstetricia, Ginecología y Pediatría. 


Y en Hospitalización han sido 122 los pacientes atendidos, en un total de 148 intervenciones. En este caso, las especialidades que más peticiones de mediación han cursado han sido las de Obstetricia y Neumología. 


Más mujeres
Los datos también ponen sobre la mesa como la principal demanda de asistencia a través de este programa de mediación ha llegado por parte de mujeres ya que estas constituyen el 70,5% del total de pacientes atendidos.


Sin duda, el de la mediación sociosanitaria intercultural se trata un crucial servicio en una comarca donde el peso de la población de origen inmigrante es tan grande como el Poniente.

 

Temas relacionados
El Ejido Hospital Poniente

para ti

en destaque