Úbeda: “El potencial arqueológico que tiene Almería es inmenso”

El restaurador del Anfiteatro de Mérida reclama un cambio en el paradigma turístico provincial

Alcazaba de Almería, en una imagen de archivo.
Alcazaba de Almería, en una imagen de archivo. La Voz

En su historial cuenta con hitos como los proyectos para la restauración del Anfiteatro Romano de Mérida o el de Málaga, la redacción del Plan Director del Cerro del Espíritu Santo de Vera y el desarrollo (aún en el horno) de un mapa subterráneo en tres dimensiones del yacimiento de El Argar con tecnología pionera.


Gerardo Úbeda, responsable junto con Lola Miralles del estudio de arquitectura Monumenta, ha dedicado gran parte de su vida a la restauración de edificios históricos y sabe de primera mano las oportunidades que un patrimonio cultural cuidado y bien gestionado puede traer a la provincia que lo vio nacer.


Oportunidades



Unas oportunidades que, en su opinión, llevamos años dejando pasar. Ya decía Luis Siret que Almería es “un museo a cielo abierto”, pero el potencial arqueológico de la provincia contrasta con el desconocimiento del mismo que tradicionalmente ha imperado entre la población.


“Las posibilidades de Almería son espectaculares, son el resultado de la historia de nuestra provincia, pero por desgracia parece que se nos ha olvidado dónde vivimos, a veces parece que no tenemos ese orgullo provincial bien arraigado”, razona el arquitecto.



La provincia de Almería atesora yacimientos únicos en Europa como Los Millares, El Argar o Baria, conocidos desde que hace más de un siglo el mítico Luis Siret los descubriera, y en los que se realizaron en su día estudios pero que a día de hoy están, en muchos casos, a la espera de ser excavados e investigados con técnicas, conocimientos y tecnología modernos que podrían ampliar enormemente nuestro conocimiento sobre ellos.


Una de las zonas con más patrimonio histórico del Mediterráneo

Si a esto le sumamos vestigios de la esplendorosa cultura andalusí, con ciudades medievales de la importancia de Bayra o la antigua Mojácar, llegamos a la conclusión unívoca de que “estamos en una de las zonas sin duda con más patrimonio histórico del Mediterráneo”, según argumenta Úbeda, que no se cansa de repetir que “la potencia que tiene la provincia de Almería en el entorno arqueológico y cultural-patrimonial es inmensa”.


Pero algo podría estar empezando a cambiar. Recientemente, la tranquilidad sepulcral de muchas de estas ruinas ha sido rota por las piquetas de los arqueólogos, en numerosas excavaciones que se están emprendiendo en Mojácar, Vera, Macael, Tabernas y otros municipios. Úbeda ve en el auge de los trabajos arqueológicos en la provincia el indicio de un cambio de mentalidad. “Se está empezando a desarrollar una actividad cultural patrimonial y se está entendiendo correctamente la importancia de cuidar nuestro patrimonio arquitectónico y arqueológico”, opina.


Además del “crecimiento cultural” de la sociedad que los emprende, Úbeda asegura que el beneficio económico que conllevan los trabajos arqueológicos destinados a poner en valor el patrimonio histórico está empíricamente demostrado. “No es algo que los técnicos nos inventemos, es algo que está absolutamente comprobado en muchas intervenciones con sus correspondientes estudios de impacto económico. Por cada euro invertido, se obtienen de media tres”, asevera.


Turismo cultural

Para este arquitecto, responsable de restañar las heridas que el paso de los siglos ha infligido en algunos de los monumentos más importantes de España, el futuro de la provincia pasa por la vinculación del legado cultural a la educación y a la industria turística. Hay países, según apunta, que lo tienen claro, y han apostado por un modelo de integración de la cultura y el patrimonio en sus rutas turísticas, como por ejemplo Grecia.


“Tenemos la suerte de tener algunas de las mejores playas del Mediterráneo, pero playas hay muchas, lo que no poseen muchos lugares son enclaves argáricos o un yacimiento fenicio, cartaginés y romano, una ciudad fronteriza del Reino Nazarí que se ve asolada por terremotos o una Alcazaba de Almería. Este patrimonio, en un radio inferior a 100 kilómetros, solo está aquí”, concluye.

 

Temas relacionados
Patrimonio El Argar

para ti

en destaque