Huércal de Almería

El acueducto de Las Cumbres de Huércal se salva de la demolición

Parte del elemento patrimonial iba a ser eliminado para una urbanización

Imagen del acueducto de Las Cumbres, en Huércal de Almería
Imagen del acueducto de Las Cumbres, en Huércal de Almería La Voz

El Ayuntamiento de Huércal de Almería se ha felicitado por haber "logrado salvar parte del acueducto de Las Cumbres", una infraestructura hidráulica situada en el barrio del mismo nombre de la localidad. Este elemento patrimonial no estaba protegido ni inscrito como Bien de Catalogación General en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz de la Junta de Andalucía para inmuebles relacionados con la cultura del agua, según ha informado el Ayuntamiento. Iba a a ser demolido para la construcción de un complejo urbanístico en esta zona del municipio que no contemplaba la conservación del mismo.


Según ha explicado el Consistorio, la oportunidad para haber catalogado y protegido el acueducto de Las Cumbres correspondió al gobierno de IU en el municipio entre los años 2007 y 2011, que aprobó el Plan Parcial del sector urbanístico (S-RT1) en 2008 y el Proyecto de Reparcelación en 2010, "excluyendo este bien del proceso de urbanización pese a ser uno de los tres elementos más importantes del Canal de San Indalecio a su paso por el municipio de Huércal de Almería". 


En consecuencia, este conjunto hidráulico, con valores históricos, arquitectónicos, etnográficos, sociológicos y económicos que justifican su protección, "había quedado totalmente desprotegido ante futuras actuaciones urbanísticas, como ha sido el caso ante la inminente construcción de una nueva urbanización en el barrio de Las Cumbres, que excluía esta infraestructura, al no estar inscrito como Bien de Catalogación General en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz como inmueble relacionado con la cultura del agua de los municipios de Almería, Benahadux, Gádor, Huércal de Almería y Santa Fe de Mondújar".



Situación revertida

El alcalde de Huércal de Almería, Ismael Torres, "ha conseguido revertir esta situación y salvar parte de este acueducto, después de un proceso de negociación con la empresa constructora de esta urbanización". Torres ha agradecido la implicación "tanto de los vecinos del barrio de Las Cumbres como de la Asociación Amigos de la Alcazaba", y se ha comprometido a mantener esta infraestructura, reubicando una sección de este canal, que se encuentra dentro de esta urbanización, en una de las zonas verdes de la misma, incluyendo cartelería e iluminación de elementos indicativos de la proveniencia e historia del mismo.



Todo ello se enmarca dentro de un proyecto de puesta en valor de los elementos que forman el Canal de San Indalecio a su paso por el término municipal de Huércal de Almería, en el que se explique en detalle la función de esta infraestructura hidráulica monumental que fue clave en el desarrollo de la explotación agrícola del Bajo Andarax durante el siglo XIX, debido a la extensión del cultivo de la uva.


Ismael Torres se ha mostrado “muy satisfecho porque después de muchos años por fin hemos conseguido salvar parte de este acueducto, que por una mala gestión del equipo de gobierno de la legislatura de 2007 a 2011 no se había incluido dentro de los planes parciales y todos los documentos que esta empresa tramitó en este ayuntamiento para conseguir la autorización para poder urbanizar esa zona”. El alcalde ha añadido que “en el 2008 y 2010 se aprobó el plan parcial y el proyecto de reparcelación, era el momento para incluir el acueducto y no se hizo” y que “después de una larga negociación y gracias también a la colaboración de Amigos de la Alcazaba y vecinos del barrio hemos conseguido salvar parte del acueducto, que además lo vamos a integrar en un Centro de Interpretación del Agua”.


Arquitectura del agua

El acueducto y aljibe de Las Cumbres constituye uno de los mejores ejemplos de la sencilla pero eficiente arquitectura del agua del Bajo Andarax. Construido a finales del siglo XIX para llevar el agua al cortijo de Los Córdobas, dentro del proceso de ampliación del regadío a las zonas altas del llano del Andarax para la extensión del cultivo de la uva de mesa, mediante el llamado Canal de San Indalecio, si bien su función en el riego de la finca fue secundaria y se centró más en el aporte de agua de consumo al aljibe de la vivienda.


Se trata de un largo acueducto procedente del Canal de San Indalecio con varias construcciones encadenadas en forma de U abierta y 28 arcos irregulares, la mayor parte rebajados, pero también de medio punto y apuntados. 


 

Temas relacionados
Huércal de Almería Patrimonio Agua Ayuntamientos

para ti

en destaque