Dos coches sufren un accidente en Tabernas tras impactar con tres burros

Los animales sueltos han provocado casi 1.000 accidentes de tráfico en la provincia

Un burro, como los que provocaron el accidente en Tabernas, pasea solo por una carretera de Vera, en una imagen de archivo.
Un burro, como los que provocaron el accidente en Tabernas, pasea solo por una carretera de Vera, en una imagen de archivo. La Voz

La carretera exige máxima atención en el volante, incluso cuando se cumplen todas las medidas de seguridad vial. Bien lo saben los ocupantes de dos turismos que el pasado lunes sufrieron un aparatoso accidente de circulación en la carretera entre Sorbas y Tabernas.


Poco antes de las seis de la tarde, en un tramo sin aparente riesgo, tres burros invadieron el asfalto de la A340 y cerca estuvieron de provocar una tragedia. Los ocupantes pudieron salir sin lesiones del siniestro, mientras los animales murieron poco después en esta vía secundaria de la provincia de Almería, hasta donde acudieron agentes de la Policía Local de Tabernas inicialmente y, luego, miembros de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y personal de mantenimiento de carreteras.


Y, aunque el accidente puede parecer anecdótico, la realidad muestra que el cruce de animales en las vías de la provincia suponen un peligro real e inopinado para los viajeros. A pesar de las barreras que protegen autovías  y espacios especialmente sensibles, los atropellos de cabras, jabalíes y perros son relativamente comunes.



Siniestros y víctimas

Según datos de la Jefatura de Tráfico en Almería, desde el año 2015 hasta hoy se han registrado en la provincia 915 accidentes por impactos con animales en las carreteras. La inmensa mayoría de los episodios, protagonizados por perros y jabalíes generan únicamente daños materiales (a veces de elevado coste para los propietarios y aseguradoras), aunque también se anotan incidentes con heridos.



Los 38 impactos detectados este año 2021 se han saldado sin víctimas. Ahora bien, en los años anteriores se acumulan 60 heridos sin necesidad de hospitalización y dos casos con ingreso en un centro médico. La única víctima mortal de esta situación se registró en el año 2018, según informa Tráfico.


El peligro de los animales se multiplica por la imposibilidad de predecir la invasión de las vías. Existen espacios de riesgo señalizados para los conductores, a los que tráfico recomienda extremar las precauciones, sin embargo, la realidad hace difícil anticipar que un perro perdido o un animal salvaje se cruce en el camino de un vehículo.


En el área metropolitana de la capital se han realizado diversas actuaciones para el mantenimiento del vallado perimetral que busca apartar las cabras en libertad que pastan en las colinas de los alrededores.


También existen avisos en el campo de Tabernas, el Almanzora o zonas menos pobladas del Levante sobre la presencia de grupos de jabalíes. Son especialmente peligrosos cuando abandonas sus espacios naturales para penetrar en los núcleos urbanos para buscar comida entre los desechos, como muestran multitud de vídeos caseros difundidos durante los meses de encierro en el confinamiento de la pandemia.


Además, a los propietarios de animales domésticos y a ganaderos se les pueden pedir responsabilidades en caso de un control inadecuado, que hubiera propiciado la invasión de una vía de circulación y un accidente. Las sanciones pueden ser muy gravosas.

 

Temas relacionados
Accidentes de tráfico Sucesos en Almería Sorbas Tabernas

para ti

en destaque