Imbroda: “Entiendo la preocupación, pero pido respeto a los expertos sanitarios”

El consejero de Educación y Deporte hace un llamamiento a la calma desde Almería

El consejero durante inauguración de la reforma integral del Estadio de la Juventud.
El consejero durante inauguración de la reforma integral del Estadio de la Juventud. La Voz

Con la tercera ola de la pandemia del coronavirus golpeando con fuerza a la provincia de Almería, cada día son más las voces de la comunidad educativa que piden a la Junta de Andalucía el cierre de los centros en aquellos municipios donde la tasa de contagios supere los 1.000 casos por cada 100.000 habitantes. El consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, se ha mostrado comprensivo este miércoles en Almería con la preocupación de las familias, pero ha también ha pedido “respeto hacia los expertos sanitarios que son los que dictaminan este tipo de decisiones”. “Yo no estoy cuestionando continuamente las medidas ni soy quién para decir que la tasa tiene que ser de 1.000 o de 500; eso lo determinan los epidemiólogos”, ha añadido.

Durante la inauguración de la reforma integral del Estadio de la Juventud ‘Emilio Campra’ de Almería, Imbroda ha recordado que cuando se decretó el cierre de los centros en marzo de 2020, esa decisión la tomó Salud Pública, que es la que tiene la competencia para hacerlo. “Yo he sido muy crítico con aquellos que han cuestionado la tarea de nuestros docentes, espero que no seamos tan críticos con las autoridades sanitarias”, ha expresado, al tiempo que ha recordado que la incidencia del virus en los centros educativos “sigue siendo mínima”.

El consejero de Educación ha establecido un paralelismo entre el “desasosiego” que se produjo cuando se abrieron los colegios el pasado septiembre y la situación actual, con la tercera ola en su momento más crítico y la cepa británica en expansión. “Nadie tiene la exclusividad de la preocupación, yo tengo una nieta en el sistema público y entendiendo la preocupación, soy docente, no sanitario, y los que tienen que determinar esto son las autoridades sanitarias y confiemos en ellos”, ha reiterado.

En este sentido, el máximo responsable de Educación en Andalucía ha indicado que, después del trabajo de Consejería, equipos docentes y alumnado, los centros educativos “están dotados para cualquier contingencia”. “Si pasado mañana, las autoridades sanitarias nos dicen que tiene que cerrarse un centro, los procesos de enseñanza aprendizaje pueden continuar. Pero hoy podemos decir que los colegios e institutos son espacios seguros, probablemente los más seguros”, ha manifestado.

Llamamiento contra el absentismo
“A esos padres que por miedo no quieren llevar a sus hijos al colegio, les pido que tengan confianza. El miedo no es una justificación para faltar a clase, nuestros niños tienen que estar en los centros para desarrollar el derecho universal a la educación en condiciones. Pido prudencia y sentido común”, ha dicho Javier Imbroda lanzando un llamamiento a las familias andaluzas.

El consejero de Educación ha insistido que cuando en la enseñanza obligatoria se producen cinco faltas sin justificar, se activan los protocolos de absentismo “haya covid o no”. “Si hay padres que no los llevan por miedo, tienen que justificarlo y eso no es justificación”.

Imbroda ha recordado que los protocolos de absentismo se suelen quedan en el ámbito del colegio y la familia, y “cuando no hay posibilidad de comunicación, se recurre a los Servicios Sociales de los ayuntamientos”. “La Fiscalía es el paso último que habría que dar en casos extremos”, ha señalado.

Según ha declarado, en lo que llevamos de curso ha aumentado el absentismo en Primaria, sobre todo entre el alumno vulnerable con algún tipo de patología. En Secundaria, sin embargo, ha bajado. Según un estudio de la Inspección Educativa, hasta el 31 de diciembre en Primaria creció el absentismo en los centros educativos andaluces en un 2,7%, pasando de 6.152 a 11.427 protocolos abiertos. Por el contrario, en Secundaria ha descendido un 56 por ciento del 23.569 a 16.005. Se trata de cifras totales que reflejan también el absentismo no asociado al virus.


Por otra parte, según la Delegación Territorial de Educación y Deportes, a lo largo del primer trimestre se abrieron un total de 542 protocolos de absentismo escolar en Almería a alumnos de Educación Primaria y Secundaria que dejaron de ir a clase por miedo al covid-19. En concreto, de acuerdo a los datos a los que tuvo acceso Europa Press, la mayor parte de estos protocolos se dieron entre los escolares de Educación Primaria, donde se iniciaron 409 protocolos por absentismo frente a los 133 que se dieron entre los diferentes niveles de la Secundaria.




 

Temas relacionados
Educación Brotes de coronavirus Coronavirus en Almería Vuelta al cole

para ti

en destaque