Vera

Preparan una excavación arqueológica en el Cerro del Espíritu Santo de Vera

Comienzan los trabajos previos del proyecto promovido por el Ayuntamiento

El Cerro del Espíritu Santo.
El Cerro del Espíritu Santo. La Voz

El 9 de noviembre de 1518 un terremoto destruyó la ciudad de Bayra. Tras el seísmo, la población abandonó el cerro del Espíritu Santo y se asentó en la llanura, donde se encuentra la actual localidad de Vera. El paso del tiempo se ha dejado sentir en el yacimiento medieval, bastante deteriorado en la actualidad y que el ayuntamiento veratense se ha propuesto rescatar.


Un equipo de arqueólogos liderado por Alberto García Porras, profesor de Historia Medieval en la Universidad de Granada, ha comenzado a trabajar en el proyecto de recuperación de este singular espacio. En este sentido, durante la pasada semana los investigadores realizaron una primera visita al yacimiento con el objetivo de determinar los lugares idóneos para comenzar las exploraciones arqueológicas.


La erosión que ha sufrido el asentamiento y las enormes dimensiones de algunos bloques caídos por efecto del terremoto dificultan cualquier posible actuación sobre el cerro. Por este motivo, los arqueólogos de la Universidad de Granada y el Ayuntamiento de Vera han comenzado a preparar el proyecto con inspecciones preliminares que aseguren el éxito de la intervención.



Las visitas al yacimiento continuarán en las próximas semanas, pero los investigadores ya han fijado algunos espacios que consideran especialmente interesantes a nivel científico e histórico, como son tramos de muralla a media ladera o algunas de las viviendas que aún presentan restos en superficie. Está previsto que las primeras excavaciones en el cerro del Espíritu Santo se lleven a cabo durante la primavera y el verano de este mismo año.


Con esta actuación se podrá conocer un poco mejor cómo vivían los habitantes de esta ciudad que constituía la última frontera del Reino de Granada, así como evaluar con mayor precisión las consecuencias del catastrófico terremoto de 1518. Tras cinco siglos de abandono, las incógnitas sobre la vida en la Bayra medieval y su destrucción comenzarán a esclarecerse.



 

Temas relacionados
Arqueología Patrimonio Vera

para ti

en destaque