El Consorcio de Residuos pide precaución al arrojar las brasas a contenedores

Los incendios, voluntarios o por despiste, provocan grandes pérdidas económicas

Restos de un contenedor calcinado.
Restos de un contenedor calcinado. La Voz

Los incendios de contenedores, ya sea por despiste o derivado de actos vandálicos, afectan al servicio de recogida y tratamiento de residuos y provocan grandes pérdidas económicas al Consorcio Almanzora-Levante-Vélez. Es decir, al bolsillo de todos los ciudadanos.

Este es uno de los motivos por los que el Consorcio de Residuos ha solicitado que "en estas fechas" se tenga "sumo cuidado al arrojar brasas a los contenedores de basura".

Y es que el frío y el uso de chimeneas para calefaccionar las viviendas, esconden el riesgo de que al arrojar las cenizas a los contenedores, y no estar del todo apagadas, se produzcan llamas que acaban por incendiar los contenedores de basura.

Por este motivo, desde el Consorcio Almanzora-Levante-Vélez se proponen medidas para prevenir y perseguir la quema de contenedores de residuos, algo que se incrementa en esta época del año, donde muchas veces los vecinos depositan las brasas dentro de los contenedores, provocando accidentes que acaban con la quema del contenedor.

Otras veces son los actos vandálicos los que propician esta situación, algo que traducido en números significa que el Consorcio Almanzora Levante Vélez, invierte todos los años más de 50.000 euros en reposición de contenedores.

Estas situaciones se pueden prevenir, por ello desde el organismo se solicita a los vecinos que antes de echar en los contenedores brasas o cenizas, se aseguren que las mismas estén bien apagadas.

Desde el organismo se recomienda que las brasas o cenizas pasen unas horas en un cubo-recipiente metálico antes de tirarlas al contenedor y echarles agua para estar completamente seguros de que no pueden prender.

El  Consorcio recuerda a todos los vecinos y empresas que depositar brasas o cenizas, de chimeneas y estufas mal apagadas en los contenedores de basura  pueden provocar un incendio en ellos o en los camiones de recogida, con el consiguiente riesgo. De la nueva flota de camiones incorporados el último año, ya han sido dos los vehículos que se han incendiado.

Por lo tanto, desde el Consorcio solicitan "un refuerzo de la vigilancia policial y la toma de conciencia de la ciudadanía con el objetivo de evitar  este tipo de hechos delictivos y que se puedan localizar con rapidez a los infractores".

No se trata de un problema menor ya que este tipo de actos  le cuestan al Consorcio más 50.000 euros al año sólo en reposición de contenedores, pero lo peor son los daños que se crea en propiedades particulares. El fuego ha provocado también el incendio de camiones de recogida, cuyo coste asciende a unos 150.000 euros, de una flota recientemente renovada.

Teniendo en cuenta los riesgos que acarrean, los efectos y consecuencias, el Consorcio pide la máxima colaboración y precaución a los ciudadanos.




Desde el Consorcio se ha enviado a los 45 Ayuntamientos de los municipios en los que se presta el servicio la siguiente recomendación con el objetivo de solicitar su colaboración en el correcto uso de los contenedores, ya que ésta se estima necesaria para poder dar un buen servicio en el tratamiento y recogida de los Residuos Sólidos Urbanos.


 

para ti

en destaque