Ugíjar y su rico patrimonio de dulces tradicionales

Los denominados dulces de arca tienen siglos de historia con su origen en los moriscos

La repostería tradicional: soplillos, roscos de anís, pan de bizcocho y calabaza confitada.
La repostería tradicional: soplillos, roscos de anís, pan de bizcocho y calabaza confitada. La Voz

Ugíjar atesora un rico patrimonio de dulces tradicionales que son consumidos preferentemente en Navidad y que han sido creados durante siglos, teniendo su origen en los moriscos, pero que se ha enriquecido con la repoblación cristiana hasta nuestros días.


Los moriscos mezclaban la harina, miel, almendras, huevos, aceite de oliva; los repobladores cristianos agregaron nuevos ingredientes como la manteca de cerdo y anís, aguardiente.


La introducción de la industrialización: amasadora, batidora, horno eléctrico, no han reducido la calidad basada en materias primas naturales y un proceso de elaboración heredado de padres a hijos desde tiempos inmemoriales, estos productos naturales son cada vez más demandados por un consumidor exigente.


El Turrón de miel y almendra: Es el producto más demandado de Navidad, el suyo es más blando porque lleva mayor presencia de miel que le da un sabor característico, además tiene almendra, claras de huevo, azúcar. Los bloques de turrón son partidos por cuña y martillo en un arca de madera a gusto del consumidor.



Una persona partiendo turrón en el arca. Imagen cedida por La Alpujarra Llena de Vida.
Una persona partiendo turrón en el arca. Imagen cedida por La Alpujarra Llena de Vida.



Calabaza, boniatos, pera confitadas: Son las llamadas frutas escarchadas, magistral combinación de frutas, azúcar en almíbar y agua con un largo proceso de elaboración.


Soplillos: Dulce tradicional de origen árabe, elaborado con claras de huevo batidas, azúcar y almendras.


Mantecados Tradicionales: harina, almendras, manteca y azúcar.


Roscos de aguardiente, de azúcar y de anís: dependiendo del rosco llevan harina, manteca o aceite de oliva, aguardiente o anís, baño de claras de hueco batidas, azúcar. Almíbar.


Bizcochos y bizcóchelas, medias lunas: dependiendo del bizcocho: huevos, harina, clara de huevo batida. Azúcar y almíbar, crema pastelera.


Yemas: huevo, azúcar, harina y baño de almíbar, envueltas en papeles de colores.


Estos son los denominados dulces de arca: se llaman así porque eran transportados en unas arcas que tenían compartimentos cuadrados para separar los dulces y evitar que se rompieran durante el trasporte a lomos de mulas o burros hasta los pueblos de toda la Alpujarra por los dulceros de Ugíjar. Al llegar al pueblo donde se celebraban las fiestas patronales se instalaban alrededor de la iglesia o sitios por donde pasaba la procesión.



Calabaza confitada. Imagen cedida por La Alpujarra Llena de vida.
Calabaza confitada. Imagen cedida por La Alpujarra Llena de vida.


Los artesanos de la repostería tradicional actual de Ugíjar, están unidos por un apellido común Ibáñez que se remonta a varias generaciones, todos ellos asisten anualmente a expoalpujarra que este año no se puede celebrar por el Covid-19, pero que estarán encantados de servirles estos deliciosos dulces. Para más información en el Ayuntamiento de Ugíjar. Fernando Cabrera: 647887139.

 

Temas relacionados
Navidad

para ti

en destaque